Issel Masses y Juan José Jiménez, de Sembrando Sentido. (Suministrada)

Las auditorías de la Oficina de la Contralora desde el 2016 hasta el 2019 contienen señalamientos a entes gubernamentales en los que se adjudican pérdidas económicas que rondan, en promedio, los $41.5 millones al año -$166 millones por los cuatro años-, monto similar a lo que recibe anualmente el gobierno del impuesto sobre las bebidas destiladas.

La cifra podría ser mucho mayor, puesto que las auditorías que estimaban pérdidas monetarias por las irregularidades detectadas constituían apenas el 25% de los informes de la Oficina del Contralor. El restante 75%, aunque en su gran mayoría destacaban alguna irregularidad no tenía forma de estimar la pérdida monetaria, explicó Issel Masses, directora ejecutiva de Sembrando Sentido, una organización sin fines de lucro creada en el 2019 para fomentar la fiscalización y la rendición de cuentas gubernamental a través del uso de datos.

“En el 25% de las ocasiones el auditor tiene la información para cuantificar la pérdida. En ese 25% se habla de pérdidas de $166 millones por edificios que no se terminaron, pagos duplicados…” dijo Masses.

“En el otro 75% (de las auditorías) la pérdida no fue identificada por lo que la cantidad real debe ser mayor”, afirmó, por su parte, Juan José Jimenez, analista de política pública de la organización.

Masses estimó que, según los parámetros globales de pérdida de fondos por corrupción, en Puerto Rico se podría perder entre $740 millones y $3,100 millones anuales gracias a las deficiencias que se presentan en la contratación pública.

Este análisis acompañó, el martes, el lanzamiento del portal Contratos en Ley (contratosenley.org), donde la organización provee una herramienta que permite que el usuario pueda identificar, por cada contrato gubernamental, cuáles son las organizaciones participantes, las personas involucradas y los donativos políticos que han hecho en los últimos años. De ordinario, gran parte de la fiscalización asociada a los contratos gubernamentales que llevan a cabo las organizaciones periodísticas, las entidades sin fines de lucro y los grupos de interés, en general, giran en torno a la identificación de patrones entre las bases de datos sobre las corporaciones registradas en Puerto Rico, los contratos custodiados por la Oficina del Contralor y los donativos políticos.

“Esas son nuestras habichuelas. Lo que buscamos es lograr que la ciudadanía se sienta cómoda con el tema, que lo conozca y entre de lleno a fiscalizar”, dijo Masses, al informar que el uso de la plataforma es libre de costos y que financian el proyecto a través de donativos, en especial uno recibido por Filantropía Puerto Rico.

Issel Masses, directora ejecutiva de Sembrando Sentido.

El grupo tardó unos ocho meses, trabajando a tiempo parcial, para desarrollar la plataforma lanzada el martes, que conllevó una inversión de alrededor de $20,000.

Lo difícil en la creación de la plataforma fue poder programar el sistema de modo que automáticamente logre identificar a los contratistas en las distintas bases de datos, aun cuando la información en los archivos fuera escasa, los nombres estuviesen escritos de forma distinta o las bases de datos tuvieran errores.

“Gracias a los sistemas de código abierto y a los programadores puestos pa’l el problema, hemos podido ir mejorando los datos. Teníamos un pareo exacto de 30% (entre las distintas bases de datos) y ahora estamos en un 80%”, dijo Masses, al ilustrar la capacidad de identificación de asociaciones del sistema. “Este es un camino largo. Hay mucho por optimizar”, añadió, al resaltar los numerosos errores en estos archivos públicos.

Masses indicó que, además de los registros de corporaciones, contratos y donativos políticos, hay 30 portales adicionales del gobierno que proveen información sobre las contrataciones y los contratos en el gobierno. La iniciativa busca eventualmente integrar esas bases de datos de modo que puedan servir como ente aglutinador de información que incide en la fiscalización del uso de fondos públicos aportados por los contribuyentes.

“El otro componente del buscador es que tenemos un área donde mostramos las tendencias en los contratos”, manifestó Masses. En esta área se pueden apreciar las categorías con los contratos más costosos o más frecuentes.

“Lo que hacemos es en este módulo es presentar nuestros hallazgos, análisis y recomendaciones”, sostuvo, por su parte, Jiménez.

Indicó, por ejemplo, que los hallazgos del análisis de las auditorías entre el 2016 y 2019 se lo llevaron a la Oficina de la Contralora para su evaluación y recibieron retroalimentación positiva de la jefatura de la agencia.

Masses explicó que la organización la fundó para aportar a la transparencia gubernamental en Puerto Rico en momentos en que se encamina una costosa reconstrucción de la infraestructura isleña como secuela a los huracanes Irma y María y a los terremotos de inicios del 2020. Explicó que era su forma de aportar usando lo que aprendió al trabajar en asuntos de política pública en el Banco Mundial y colaborar con iniciativas encaminadas por las organizaciones de Estados Americanos (OEA) y de Naciones Unidas (ONU).

Masses ha desarrollado proyectos de mejores prácticas de gobernanza en Estados Unidos, Egipto e India, y actualmente colabora en proyectos de Botsuana, Zimbabue y Sudáfrica.

Tras el huracán María decidió regresar a Puerto Rico para aportar desde el sector no gubernamental.

Este jueves 11 de febrero a las 2:00 pm, Sembrando Sentido ofrecerá un webinar para presentar el portal Contratos En Ley. El evento se transmitirá en la página de Facebook de Filantropía Puerto Rico, auspiciador de esta herramienta digital.

💬Ver comentarios