Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

El pasado diciembre, la espía se declaró culpable de conspirar contra Estados Unidos y trabajar para Rusia (AP).
El pasado diciembre, la espía se declaró culpable de conspirar contra Estados Unidos y trabajar para Rusia (AP).

Washington - María Butina viajó desde Moscú hasta Washington con una visa de estudiante, un documento que le permitió infiltrarse en las estancias más altas del poder estadounidense gracias a sus dotes de seducción y buen manejo del traductor de Google, hasta que su misión se torció y fue condenada a prisión.