Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

La empresa taiwanesa TSMC es el fabricante de semiconductores más grande del mundo y la compañía a la que diseñadores de procesadores miran para la fabricación de los componentes que sus dispositivos necesitan. (Shutterstock)

El inicio de la pandemia de COVID-19 en marzo del año pasado no solo trajo consigo modificaciones extremas a la manera en que los seres humanos interactuan entre sí, sino que cambió por completo nuestra forma de trabajar y, por consiguiente, los equipos electrónicos necesarios para llevar a cabo labores o para entretenernos.

💬Ver comentarios