Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook. (Mark Lennihan)

La decisión de Verizon de sumarse a un boicot creciente contra Facebook y Twitter apunta a golpear a los dos gigantes de las redes sociales donde más les duele: los ingresos por publicidad.