Facebook desafiará legalmente el cierre de página antimonárquica en Tailandia. (DIEGO AZUBEL)

Bangkok - Facebook indicó este martes que llevará a Tailandia a los tribunales para revertir la orden que le ha obligado a bloquear en el país una página antimonárquica de su red social con más de un millón de seguidores.

La compañía de Silicon Valley retiró anoche el acceso en Tailandia al grupo Royalist Marketplace en el que los usuarios debatían sobre la monarquía, un tema muy sensible en el país debido a las estricta ley de lesa majestad que prevé hasta 15 años de prisión a quien critique a la familia real.

En un comunicado divulgado en la prensa tailandesa, Facebook señaló que restringió el acceso al contenido considerado “ilegal” por Tailandia, pero alertó de que peticiones así contravienen la leyes internacionales de derechos humanos y coartan la libertad de expresión.

"Trabajamos para defender los derechos de todos los usuarios de Internet y estamos preparando un desafío legal a esta petición", indicó la compañía estadounidense, que precisó que trabaja por equilibrar la libertad de expresión y las normas y culturas locales.

El creador de Royalist Marketplace, Pavin Chachavalpongpun, criticó en un artículo en el portal Forsea la decisión de Facebook, aunque fuera tomada después de que las autoridades tailandesas amenazaran con tomar medidas legales.

"Ésta no es la primera vez que Facebook coopera con regímenes antidemocráticos en Tailandia", precisó Pavin, un profesor tailandés de historia exiliado en Japón.

Otro grupo similar fue creado

Pavin, que enseña en la Universidad de Kioto, afirmó que el grupo servía de plataforma para el debate y a favor de las manifestaciones prodemocráticas que ocurren casi a diario desde el pasado julio en Tailandia.

También denunció que las autoridades tailandesas persiguen y censuran a los elementos críticos con la monarquía en internet en una "batalla de la información en el ciberespacio" mediante el cierre de miles de sitios.

El activista anunció que ha creado otro grupo similar en Facebook que ya cuenta con medio millón de seguidores.

La ONG defensora de los derechos humanos Human Rigths Watch afirmó que Tailandia ha vulnerado las leyes internacionales que defienden la libertad de expresión y agregó que Facebook debería desafiar este tipo de injerencias.

Por su parte, el primer ministro tailandés, Prayut Chan-ocha, dijo que la orden no parte de "poderes dictatoriales" sino que está avalada por un tribunal.

"Todo el mundo debe respetar las leyes de otros países. Personalmente, yo no me involucro en las leyes de otros países", aseveró Prayut, el líder del golpe de Estado de 2014 que ganó las elecciones del año pasado entre críticas de poca transparencia.

Amenazas y oleada de protestas

El pasado 10 de agosto, el gobierno tailandés amenazó a varias plataformas como Facebook, Twitter o Youtube con emprender acciones legales si en un plazo de 15 días no retiraban miles de publicaciones que consideran “ilegales” y que en algunos casos incluyen insultos a la monarquía.

Las amenazas del Ejecutivo coinciden con una oleada de protestas en las que los estudiantes piden la disolución del Parlamento y reformas democráticas que pongan fin a la hegemonía de las élites promilitares.

En algunas de estas manifestaciones, que comenzaron el pasado 18 de julio en Bangkok, además de las críticas al gobierno, se han incluido unos inusuales comentarios sobre la monarquía y se ha exigido que se limite el poder del rey Vajiralongkorn.

Las protestas, que llegaron a reunir al menos a 10,000 personas el pasado 16 de agosto y se repiten casi a diario, han provocado la detención de hasta 11 organizadores, incluidos estudiantes, activistas y hasta músicos.