Consejos para usar las redes sociales sin ser víctimas de peligrosas consecuencias (semisquare-x3)
No se trata de abandonar las redes sociales, sino de usarlas con moderación y de manera consciente. (EFE)

En la actualidad, las redes sociales se han convertido en el mejor escaparte para que los usuarios compartan todo lo que acontece en su día a día.

Sin embargo, diversos estudios señalan que estas plataformas son nocivas para la salud al ser usadas de manera excesiva.

El más reciente de ellos, publicado por la Royal Society of Public Healt, titulado Status of mind, señala que incluso, redes como Facebook, Twitter, Instagram Snapchat y YouTube, han modificado la convivencia humana, a tal grado de que algunas de ellas pueden generar trastornos de ansiedad y hasta depresión, convirtiéndose incluso en una fuerte adicción muy difícil de controlar.

Es por ello que los expertos en el tema han recomendado algunos tips para mejorar las interacciones con estas plataformas, y hacerlo de una manera saludable y responsable. 

1.- Las redes sociales no son un reflejo fiel de la realidad 

La mayoría de las publicaciones que podemos encontrar en las redes sociales suelen ser positivas y agradables, es decir, las personas comparten, en su mayoría, aspectos positivos de su vida, lo que podría tener consecuencias negativas para algunos otros usuarios.

Diversas investigaciones han demostrado que usar en extremo estas plataformas pueden afectar nuestra autoestima, pues existe la tendencia a compararse, sin tomar en cuenta que los límites de la realidad y la ficción son un arma de doble filo en las redes sociales. 

Lo más recomendable es evitar emitir juicios comparativos entre nuestra vida y la de los demás, ya que las personas no suelen publicar sus defectos, por lo que se aconseja tener en cuenta que lo que se puede ver en las redes no es un reflejo fiel de la realidad. 

2.- Regresar a las relaciones humanas fuera de las redes 

Pese que las redes sociales fueron creadas para mantenernos en contacto con nuestros seres queridos, se ha demostrado que el tiempo que pasamos en estos sitios virtuales es inversamente proporcional a qué tan solos podemos llegar a sentirnos. 

Según las investigaciones, además de causar depresión y mayor ansiedad, estas plataformas en lugar de acercar a las personas las aíslan de la vida real, por lo que los especialistas recomiendan cultivar las relaciones interpersonales más allá del mundo digital.

Y es que los expertos no hablan de abandonar las redes sociales, sino de mantener un equilibrio entre el uso que se les da a estas y las interacciones reales que se tienen con la familia y los amigos. 

3.- Controlar el tiempo que dedicas a las redes sociales 

Como antes ya se había mencionado, el uso excesivo de las redes sociales puede provocar algunos malestares emocionales e incluso hasta una adicción más fuerte que el tabaco y el alcohol, por lo que se aconseja destinar menos tiempo a estas plataformas.

Incluso, hay algunas herramientas que permiten medir el tiempo que se dedica a las redes, una buena idea para ejercer un control consciente, que pueda mantener la estabilidad emocional del usuario y así combinar las interacciones reales con las digitales.

4.- Usar las redes sociales como un espacio divertido y ameno 

Los especialistas señalan que el mal uso de las redes sociales desemboca en problemáticas como acoso, mejor conocido como ciberbullying, que incluso ha provocado algunas historias con un desenlace fatal. 

Uno de los propósitos que debería tener cualquier persona que es asidua a las plataformas como estas, sería que los contenidos que comparta sean amenos y divertidos con el fin de no generar controversia y que tampoco sean ofensivos o dañinos para otras personas.


💬Ver 0 comentarios