(semisquare-x3)
En la fotografía aparece el ahora fallecido Gerald Cotten. (Facebook/QuadrigaCX)

El mundo de las criptomonedas como el Bitcoin puede ser muy lucrativo, pero a la vez peligroso.

Y es que las transacciones de estas monedas digitales son muy seguras gracias a los portales de intercambio, que las almacenan en direcciones específicas a las que sólo suelen tener acceso los dueños de esas monedas o los creadores de los portales en sí.

El problema surge cuando un creador desaparece sin dejar la contraseña ni la clave a su portal, por lo que los clientes no pueden acceder al dinero que guardan.

Así ocurrió con Gerald Cotten, fundador de la compañía canadiense QuadrigaCX, y quien falleció de forma inesperada el 9 de diciembre durante un viaje a la India, a donde había ido a inaugurar un orfanato. Tenía solamente 30 años.

QuadrigaCX se había convertido en la mayor compañía del país en transacciones de criptomonedas, sin embargo, parece que Cotten se llevó a la tumba la contraseña que permitiría a sus clientes acceder a $190 millones.

Según revelan medios como Forbes, al parecer la fortuna se encuentra en una “cartera fría”, la cual es inaccesible sin una contraseña. Por si fuera poco, la computadora de Cotten también está encriptada y sólo se puede acceder a ella con un password. El problema es que solo el fallecido empresario conoce las llaves de entrada.

“La laptop desde la que ‘Gerry’ atendía los asuntos del trabajo está encriptada y no he podido saber cuál es la contraseña o la llave de recuperación. A pesar de búsquedas diligentes, no he podido encontrarlas en ningún lado”, dijo Jennifer Robertson, su esposa, en una declaración jurada ante los agentes que investigan el caso.

De acuerdo con el diario Globe and Mail, analistas de seguridad comentaron que era extremadamente raro que solo un ejecutivo tuviera el acceso a los fondos, pues esto habría convertido a Cotten en un blanco fácil para el secuestro y la extorsión. Michael Gokturk, CEO de Einstein Exchange Vancouver, dijo que “es el equivalente tener millones de dólares en efectivo todo el tiempo”.

Los clientes de QuadrigaCX incluso han cuestionado que la muerte de Cotten no sea un engaño para quedarse con su dinero. Al respecto, la viuda presentó ante la justicia el certificado de defunción. Ahora, serán los tribunales quienes decidan qué hacer.


💬Ver 0 comentarios