(semisquare-x3)
Los aviones nazis estaban fabricados con avanzadas técnicas (EFE).

Durante la época de la Alemania Nazi destacaron muchos avances tecnológicos, principalmente en proyectos militares que fueron desarrollados en tan solo 10 años, destacando el sector de la aeronáutica. 

Los nazis avanzaban a pasos agigantados en diversas cuestiones, pero en aviación eran pioneros, por ejemplo, los adeptos a Adolf Hitler lograron fabricar las primeras aeronaves de reacción, así como enormes bombarderos que podían viajar miles de millas sin la necesidad de aterrizar. 

De acuerdo con el diario ABC, estas naves estaban adelantadas 40 años a su época, y se construyeron varios diseños de aviones que eran la pesadilla de los llamados aliados. 

Mientras que el escritor José Lesta señala en su libro “El enigma nazi” que, si los proyectos se hubieran finalizado, sólo unos pocos meses antes, los alemanes hubieran dado un giro abismal a la guerra en el aire. 

Lesta, un experto en armamento alemán, también destaca en su publicación que la potencia destructiva y las técnicas que usaban los nazis eran tan avanzadas que, hasta el último momento, Hitler mantenía las esperanzas de dar un golpe sorpresa a los aliados.

Incluso, el escritor relata que Eugene Sänger, quien fue el encargado de construir la famosa nave espacial nazi, consiguió escapar de los aliados y durante la Guerra Fría este proyecto fue de los más codiciados, además de revelar que las investigaciones de este científico fueron usadas por la NASA para fabricar el transbordador espacial. 

Pero había otro objetivo y motivación para Hitler, que era bombardear Estados Unidos, lo que lo llevó a planear la construcción de un avión que fuera capaz de volar desde Alemania hasta América del Norte

"Sin duda el proyecto más futurista y adelantado a su tiempo, con el que los nazis querían bombardear Estados Unidos, era el del'Bombardero Suborbital Sänger-Bredt'. De lejos el más atrevido invento secreto de la aeronáutica alemana", explica Lesta en su libro.

Sin embargo, el final de la histórica contienda impidió que este proyecto se concluyera, aunque la Alemania nazi dejó como legado varios aviones que pasaron a la posteridad como el “Messerschmitt Me 262", el primer caza a reacción operativo del mundo. Y "por cada Messerschmitt derribado, caían 25 aviones aliados”, señala el experto. 


💬Ver 0 comentarios