A pesar del mito de que compañías como Facebook y Google escuchan a través del celular todo lo que sus usuarios conversan, varios estudios indican que tal práctica no sucede. (Shutterstock)

En la actualidad, ya sea en la casa, el trabajo, en el móvil o en el auto, cada vez estamos más expuestos a dispositivos capaces de recoger toda nuestra información. “Es mucha la información que generamos a través del uso de equipos como el móvil o reloj”, indicó Norberto Cruz, presidente del capítulo local del Internet Society. “Estamos generando una explosión de ‘big data’”.

Esto ha elevado la preocupación sobre la privacidad digital, al punto de que el 60% de los estadounidenses ahora impiden el acceso de las aplicaciones en su móvil a su cámara, geolocalización y contactos, según una encuesta publicada en la más reciente edición de la revista Consumer Reports (CR). Mientras, casi la mitad de los encuestados protege sus cuentas en línea con autenticación de dos pasos, en la mayoría de los casos usando el móvil y una contraseña.

“Ayuda también el ser selectivo al instalar cualquier aplicación en el móvil”, añadió Cruz. “Muchos tienen términos y condiciones y políticas de privacidad que no siempre son las mejores para el usuario”.

A continuación, algunos consejos que fueron reseñados en la publicación para mantener su información personal fuera de las manos de grandes compañías tecnológicas para propósitos de mercadeo, así como de criminales que buscan acceder a sus datos personales.

Libreta en mano

Para proteger sus cuentas móviles y en línea, existen varias plataformas de manejo de contraseña tales como Dashlane y LastPass, los cuales te permiten almacenar y generar contraseñas de manera segura, así como funcionalidades incluidas en algunos de los navegadores de internet. Sin embargo, para aquellos que no son lo suficientemente diestros en estas herramientas, la alternativa puede ser tan sencilla como libreta y bolígrafo, especialmente para aquellos que solo tienen dos o tres cuentas de uso frecuente. Solo asegure que cada contraseña tenga letras mayúsculas, minúsculas, número y caracteres especiales; que no se repita la contraseña, y que guarde la libreta en un lugar seguro.

Opciones con encriptación

Muchos han escuchado de la aplicación de mensajería Telegram —en gran parte porque sirvió como detonante del escándalo que provocó la renuncia del exgobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló— pero no es la única opción en el campo de soluciones que usan la encriptación para asegurar un mayor grado de privacidad, aunque no de forma perfecta, a juzgar por el escándalo mencionado.

Ejemplo de ello es Signal, un servicio de mensajería que permite que un mensaje se borre automáticamente tanto para el emisor como el receptor, y que no guarda información alguna de sus usuarios, según los desarrolladores. En el lado de correo electrónico, se encuentra ProtonMail, que cuenta con las mismas características que Signal, a diferencia de servicios como Gmail y Yahoo Mail. De hecho, ProtonMail es tan estricto, que si pierde su contraseña, es virtualmente imposible acceder al buzón.

No use la ruta fácil

A menudo, cuando quiere registrarse a un nuevo servicio o aplicación, el mismo da la opción de utilizar el perfil de Facebook o Google para hacer del proceso mucho más fácil y rápido. Sin embargo, expertos recomiendan desistir de esa práctica.

Tampoco debe asumir que estos gigantes tecnológicos mantendrán su información asegurada debido a su peritaje técnico. Por ejemplo, a principios de este año, Facebook descubrió que las contraseñas de cientos de millones de usuarios se habían almacenado en sus servidores sin encriptación alguna. Así que mejor pase un poco de trabajo y regístrese con una nueva contraseña.


💬Ver 0 comentarios