Las actualizaciones anteriores de Windows 10 han introducido problemas para los usuarios. (Shutterstock.com)

Microsoft, desarrollador del sistema operativo Windows, ahora limitará el tiempo que ususarios de las versiones Pro, Enterprise y Education de Windows 10 pueden postergar la instalación de actualizaciones a tan solo 35 días, lo que elimina una de las ventajas de no utilizar la versión Home del ambiente operativo.

La empresa tecnológica, hasta el mes pasado, permitía que los usuarios postergaran la instalación de actualizaciones en las versions Pro, Enterprise y Education hasta por un año. Sin embargo, la introducción de la revisión más reciente de Windows 10, versión 2004, trajo consigo un cambio de política de solo permitir 35 días de retraso antes de forzar la instalación de la actualización.

Según Microsoft, el cambio de política fue intencional, pues desean que las personas que no han actualizado Windows 10 desde hace tiempo actualicen automáticamente a la versión más reciente. Esto significa que si no ha actualizado su sistema operativo, sin importar qué versión tenga instalada actualmente, el módulo de Windows Update lo obligará a actualizar lo antes posible, en este caso, a la versión 2004.

Al momento, la única version de Windows 10 que todavía puede retrasar actualizaciones hasta por un año es la versión Business, pero solo mediante el uso de la herramienta de Políticas Globales (una lista de configuración global definida por una organización para todas sus computadoras).

En versiones anteriores a Windows 10, las personas podían decidir cuando se instalaban actualizaciones del sistema operativo, o inclusive, optar por nunca actualizar. Sin embargo, cuando Microsoft adoptó el modelo de "Windows como servicio" para Windows 10 (cuando una aplicación o programa se actualiza constantemente mediante parchos cumulativos y no mediante versiones completamente nuevas por las que el usuario tiene que pagar), también adoptó el modelo de actualizaciones obligatorias.

El problema, sin embargo, es que cada actualización contiene errores de programación u otras fallas que le causan problemas a las personas, quienes ya, de por sí, no tienen la habilidad de retrasar la instalación hasta que Microsoft arregle los problemas.

Las versiones 1809 (octubre de 2018), 1903 (mayo de 2019) y 1909 (noviembre de 2019) causaron múltiples problemas para los usuarios, incluyendo borrar archivos de las personas durante la actualización, infinidad de situaciones de compatibilidad con equipo instalado en las máquinas y hasta reducciones de desempeño.

Al momento, Microsoft comenzó a desplegar la actualización 2004 que, de por sí, ya cuenta con una larga lista de errores y problemas. Windows es, aún, el sistema operativo más utilizado en el mundo en computadoras de escritorio y portátiles (laptops), al acaparar casi un 40 por ciento del mercado. En cambio, Android, de Google, es el sistema operativo móvil más usado a nivel global.


💬Ver 0 comentarios