Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Este material puede recibir ondas electromagnéticas como las del WiFi y rectificarlas para convertirlas en corriente continua. (Twitter/ @MIT)

La carga inalámbrica no es precisamente nueva, pero está lejos de cumplir la promesa de dispositivos que reciben energía mientras el usuario los sostiene en la mano, o los lleva en el bolsillo.


💬Ver 0 comentarios