(semisquare-x3)
Constantemente, las redes sociales como Facebook y Twitter tienen que lidiar con el fraude provocado por cuentas falsas. (EFE)

Tener una cuenta en redes sociales como Twitter con millones de seguidores es algo que no cualquiera puede presumir.

Sin embargo, existen varias de estas cuentas que se encuentran “infladas”, es decir, que una gran parte de esos seguidores o likes son falsos, y que pudieron ser comprados a compañías como Devumi.

Es precisamente esta compañía la que ahora se encuentra en problemas, luego de que en 218, el diario The New York Times reportara que vendió millones de "Me gusta", retuits y seguidores falsos en las redes sociales.

Devumi vendía seguidores falsos y “me gusta” procedentes de cuentas operadas por computadoras (bots) o personas que se hacían pasar por muchas otras, y que fingían ofrecer opiniones genuinas cuando en realidad eran actividades pagadas falsas, dirigidas a engañar a las audiencias en línea y al público.

Algunas de las actividades que Devumi vendió provenían de cuentas falsas que copiaron sin su conocimiento o consentimiento, las fotos y los perfiles de redes sociales de personas reales.

Debido a esto, la fiscal general de Nueva York, Letitia James, anunció un acuerdo en el que se le prohíbe a Devumi y a otras empresas relacionadas, llevar a cabo los engaños en plataformas como Twitter y YouTube.

La empresa vendió seguidores y likes falsos a celebridades, músicos y deportistas, dijo la fiscalía. Esta práctica da la ilusión de que ciertas personas y opiniones son más populares de lo que son.

Este caso marca un precedente, al ser la primera ocasión en la que se determina que es ilegal vender seguidores y likes falsos en redes sociales.

Al respecto, el sitio Cnet intentó contactar a algún representante de Devumi para dar una versión al respecto, pero no respondieron

Por su parte, un portavoz de Twitter se refirió a los comentarios de la empresa cuando se revelaron por primera vez los métodos empleados por Devumi en 2018.

"Las tácticas utilizadas por Devumi en nuestra y otras plataformas, y que fueron descritas en un artículo del New York Times, quebrantan nuestras reglas y no son aceptables. Estamos trabajando para detenerlos y a otras empresas similares", dijo Twitter.

Constantemente, las redes sociales como Facebook y Twitter tienen que lidiar con el fraude provocado por cuentas falsas.

Hay gobiernos que han usado estrategias similares a las de Devumi para diseminar la desinformación e instigar el caos político.

Durante su más reciente reporte financiero, Facebook dijo que las cuentas falsas constituyen hasta 5 por ciento de sus usuarios activos al mes, o sea, unos 116 millones de cuentas.


💬Ver 0 comentarios