Los robots sustituyen cada vez más funciones de los seres humanos. (Shutterstock)

El primer robot camarero de Japón ha comenzado a servir bebidas en un pub de Tokio, una prueba que podría marcar el comienzo de una ola de mecanizaciones en restaurantes y comercios con crecientes dificultades para encontrar personal en una sociedad envejecida.

El robot, reutilizado desde su función industrial original, sirve bebidas en su propia esquina de un pub japonés operado por la cadena de restaurantes Yoronotaki. Una cara sonriente proyectada en una pantalla conectada al robot charla sobre el tiempo mientras prepara los pedidos.

Fabricado por la compañía QBIT Robotics, el autómata puede servir una cerveza en 40 segundos y mezclar un cóctel en un minuto. Utiliza cuatro cámaras para monitorear a los clientes y analizar sus expresiones con un software de inteligencia artificial (IA).

"Me gusta porque tratar con la gente puede ser engorroso. Con esto puedes venir y emborracharte directamente", dijo Satoshi Harada, un empleado de un restaurante, tras pedir una bebida.

"Si pudieran hacerlo un poco más rápido sería aún mejor".

Encontrar trabajadores, especialmente en el sector de servicios de Japón, se hará cada vez más difícil.

El Gobierno ha reducido las restricciones para obtener visa a fin de atraer a más trabajadores extranjeros, pero las empresas siguen enfrentándose a la escasez de mano de obra, ya que la población se reduce y el número de personas mayores de 65 años constituye un tercio del total.

Los negocios del sector servicios que no pueden trasladarse al extranjero o aprovechar la mecanización son más vulnerables que los del sector industrial. Sólo en el sector sanitario Japón espera un déficit de 380 mil trabajadores en 2025.

El país quiere utilizar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que comienzan el 27 de julio, para exhibir su tecnología de los robots de servicio. La organización del evento planea utilizar robots construidos por Toyota Motor y Panasonic para ayudar a visitantes, trabajadores y atletas.

La prueba del robot-camarero en el pub, que emplea a unas 30 personas, durará dos meses, tras los cuales Yoronotaki evaluará los resultados.

"Esperamos que sea una solución", dijo Yoshio Momiya, un gerente de la firma, mientras el robot servía bebidas a sus espaldas.

"Todavía hay una serie deproblemas que resolver, como encontrar suficiente espacio para ellos, pero esperamos que sean algo que podamos usar".

Con un costo cercano a los 9 millones de yenes (82 mil dólares), el robot supuso un desembolso similar al de a un camarero humano durante tres años.


💬Ver 0 comentarios