No es la primera vez que un accidente de estas características ocurre. (Shutterstock)

La vida de la adolescente de 14 años Alua Asetkyzy Abzalbek acabó de una extraña manera. El pasado sábado, uno de los familiares de la joven ingresó a su habitación al advertir que Alua no se levantaba y se encontró con el desagradable desenlace: la joven estaba muerta, y al lado de ella su teléfono celular, explotado. 

El hecho ocurrió en la ciudad de Bastobe, en Kazajistán. Inmediatamente dieron aviso al servicio de emergencias, pero cuando llegaron, confirmaron que la menor se encontraba sin vida. Inmediatamente intervino la Policía, que comenzó la correspondiente investigación.

De acuerdo a los primeros datos dados a conocer por los peritos a medios locales, a la adolescente le estalló el teléfono celular mientras dormía. El dispositivo se estaba cargando, y mientras se cargaba, ella escuchaba música. Se quedó dormida, se recalentó, y explotó. Precisaron que la batería del celular estaba explotada, justo al lado de la cabeza de la adolescente.

Según informó el diario británico Daily Mail, la víctima presentaba heridas graves en la cabeza, provocadas por el celular. Sin embargo, hasta el momento no difundieron la marca del teléfono. Tampoco aclararon si el dispositivo estaba siendo cargado con un cargador original o uno alternativo. 

En tanto, Ayazhan Dolasheva, la mejor amiga de Alua, publicó en una red social: "Todavía no puedo creerlo. Eras la mejor. Hemos estado juntos desde la infancia. Es muy difícil para mí sin ti. Te extraño tanto. Me has dejado para siempre".

No es la primera vez que un hecho de estas características ocurre. Especialistas advirtieron numerosas veces que cada teléfono celular debe ser cargado usando su cargador original. Y que, no obstante, no hay que perder de vista a los aparatos mientras están siendo cargados.


💬Ver 0 comentarios