Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Las piscinas no fallan como lugar favorito para pasar un día de mar o darse un buen chapuzón al regresar de uno de los lugares visitados.  (Gregorio Mayí /Especial para GFR Media)
Las piscinas no fallan como lugar favorito para pasar un día de mar o darse un buen chapuzón al regresar de uno de los lugares visitados. (Gregorio Mayí /Especial para GFR Media)

El Caribe tiene su encanto para los viajeros de cruceros, y aunque en muchas ocasiones las islas muchos ya las conocen, la diferencia la hace la experiencia del barco. Cuando se trata de combinar nuestras aguas caribeñas con diversión, un nombre salta de inmediato a la vista, Carnival, los reyes del “fun”, que se han reinventado con cada barco nuevo que traen, para ofrecer mucho más que una travesía divertida.

left
left

Desde la llegada de la Clase Vista, primero con el Carnival Vista, luego el Carnival Horizon y ahora con el estreno del Carnival Panorama, dieron un paso agigantado no solo en tamaño, sino también en lo referente a gastronomía, entretenimiento y comodidades para complacer a todos los gustos.

Mientras el Panorama llegará en diciembre a Long Beach California, siendo el primero de la flota en 20 años en estrenarse en la costa oeste, el Vista está en Galveston, Texas y el Carnival Horizon sigue saliendo desde Miami, Florida, en viajes de hasta nueve días por el Caribe. Este, con itinerarios variados por la región, va usualmente lleno de pasajeros, que acogieron de manera rotunda esta clase de barcos desde su estreno.

Hay opciones como jacuzzis en el Serenity, (área gratuita, solo para adultos), y otra piscina en la popa.  (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Hay opciones como jacuzzis en el Serenity, (área gratuita, solo para adultos), y otra piscina en la popa. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

Razón tienen. Había navegado en el Horizon en su estreno, con el tiempo solo suficiente para recorrerlo rápidamente, pero en una travesía reciente completa de seis días por el Caribe, disfruté en detalle sus amenidades, su comida y el servicio que caracteriza a los empleados de Carnival, que son en su mayoría tan divertidos como la línea de cruceros.

Gastronomía que sorprende

Quienes no han navegado en los barcos de la empresa, quedan impresionados por la variedad de comida. Los que la conocen la llenan de elogios también por su calidad. El barco tiene desde un muy completo restaurante de bufé hasta restaurantes de especialidad que además de muy buenos, son de los más económicos de toda la industria (a bordo se podía comprar un paquete de tres restaurantes de especialidad por $60). Como siempre, un favorito es JiJi Asian Kitchen, con comida para compartir tipo familiar, la Cucina del Capitano, con las recetas clásicas italianas (en el almuerzo es gratis pero sirven solo algunas pastas), el Bonsai Teppanyaki, el Fahrenheit Steakhouse, el más fino y elegante, perfecto para celebrar una ocasión especial ($38 por persona) y un Chef’s Table.

Exquisito plato de JiJi Asian Kitchen (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Exquisito plato de JiJi Asian Kitchen (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

Pero la popularidad se la sigue llevando la comida de Guy Fieri, que con su alianza con Carnival, se encargó de llevar los hamburgers más ricos a altamar (imposible pasar por el área de la piscina y no “pecar” comiendo al menos uno), y los burritos para desayunos y almuerzos del BlueIguana Cantina. Otras opciones incluyen un Guy’s Pig & Anchor Smokehouse & Brewhouse, con cervezas hechas allí mismo (costo adicional), las infaltables pizzas de la Pizzeria del Capitano, abierta 24 horas y el Seafood Shack, además de brunch los días de mar.

Comida del Fahrenheit Steakhouse (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Comida del Fahrenheit Steakhouse (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

En Habana se baila de todo, pero hay mucho más

El Havana Bar, que es el lugar de reunión obligado de los latinos, o de los que quieren aprender a bailar música latina, no se vacía ninguna noche. El merengue, salsa y el reggaetón  no dejan a nadie sentado y además de bailar y tomar Mojitos, el bar es idóneo para conocer otros viajeros y citarse con parejas o familias enteras para compartir durante la travesía y hasta jugar dómino, en las mesas que están en la entrada. Por las noches también brinda acceso a una piscina y terraza que durante el día son solo para los pasajeros de las cabinas y suites Havana, una categoría de cabinas también muy populares y separadas del resto, la mayoría con terrazas privadas.

Atrio principal del Carnival Horizon. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Atrio principal del Carnival Horizon. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

Pero esa es solo una de las opciones, porque en este barco encuentras actividades casi las 24 horas. Si se trata de entretenimiento musical o de espectáculos, hay desde karaoke, hasta comedias, conjunto de cuerdas, shows, variedad de bares como el BlueIguana Tequila Bar, el Piano Bar 88 y el Alchemy Bar.

Entretenimiento para grandes y chicos

Las piscinas no fallan como lugar favorito para pasar un día de mar o darse un buen chapuzón al regresar de uno de los lugares visitados. Pero en barcos grandes como este, también son uno de los lugares más congestionados, por lo que muchos viajeros las evitan. Hay opciones como jacuzzis en el Serenity, (área gratuita, solo para adultos), y otra piscina en la popa. Para los niños y los no tanto, está el Dr. Seuss WaterWorks y las dos enormes chorreras roja y azul, The Cat’s Hat y Fun Things. Para más relajación nada como el Cloud 9 Spa.

Las actividades no acuáticas más populares incluyen el SkyRide, mini golf, mini bowling y ping pong. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Las actividades no acuáticas más populares incluyen el SkyRide, mini golf, mini bowling y ping pong. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

Las actividades no acuáticas más populares están entre otros lugares en el SportSquare, en los decks 12 y 14, con el SkyRide (la bicicleta aérea), mini golf, mini bowling, ping pong, baloncesto (la cancha se llena con adultos y es buena idea si vas con niños mantenerlos supervisados para evitar que los golpeen en la emoción del juego), máquinas de ejercicios al aire libre, y recorrido en sogas. Pero también tienen el Camp Ocean, un programa completo para niños, Arcade, Teatro Imax, con películas de estreno ($12.95 por adultos y $9.95 niños) o documentales y un Thrill Theater, con sillones en movimiento y efectos especiales.

El Caribe como destino de ensueño

A veces subestimamos al Caribe porque contamos con playas de las más lindas del mundo, y no tenemos que viajar en crucero para disfrutarlas. Pero ver a personas de todas partes del mundo llegando a Miami para descubrir al Caribe y la emoción que les da el encuentro con playas cristalinas, disfrutar de la gastronomía y conocer más sobre la diversidad de culturas, te hace dar cuenta cuenta que vale la pena seguir descubriendo los tesoros de nuestra región, que son abundantes.

Parque Chankanaab. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Parque Chankanaab. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

A la variedad de actividades acuáticas se suman tesoros arqueológicos de gran valor, como los encontrados en México. Nuestro itinerario incluía a Cozumel, el destino de cruceros por excelencia en ese país, y que es puerta de entrada para visitar tesoros mayas como Chichen Itzá, Tulúm, nadar en cenotes (ríos subterráneos), y los parques naturales Xel-Ha o Xcaret, entre otros. Mientras para ir a Chichen Itzá y Tulum hay que abordar un ferry que lleve hasta Playa del Carmen, a veces con un mar que mueve al ferry más de lo que uno quisiera, las de San Gervasio están a corta distancia del puerto, así como otras actividades playeras, una buena opción para quienes han visitado Cozumel antes.

Con mi grupo viajero compramos una excursión al Parque Nacional Chankanaab, a unos cinco minutos del terminal de los barcos de Carnival (hay otros terminales más distantes), que resultó buena idea para pasar un día tranquilo, nadando, haciendo snórkel o relajándonos con un masaje ($90 por pareja). Como tip te sugiero no comprar el boleto con comida y bebida incluida, ambas son muy limitadas y hay un restaurante donde puedes comprar lo que desees, que es mejor alternativa. En Chankanaab también puedes nadar con delfines (precio adicional), hacer una degustación de tequila y conocer más sobre la cultura maya.

Otra parada que siempre es fascinante es la isla de Gran Caimán, la mayor de ese archipiélago, donde  puedes ir a la famosa playa de Seven Miles, considerada entre las mejores del mundo (desde el muelle puedes usar transporte público, con un costo de $5 cada vía). También puedes hacer un tour a la Granja de Tortugas, a Destilerías de Ron o “al Infierno”, una curiosa formación rocosa de origen natural.

Nado con mantarrayas en Gran Caimán. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Nado con mantarrayas en Gran Caimán. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

Para nosotros, esta era el viaje en que queríamos comprar una excursión al Stingray City o Ciudad de las Mantarrayas. Decidimos hacerlo en el puerto porque sabíamos que eran agentes autorizados y no queríamos comprarla adelantado, por no arriesgarnos si había malas condiciones del tiempo. A un costo de $45 por persona, fuimos en autobús a otro muelle donde abordamos el botecito que en media hora nos dejó ver el impresionante banco de arena, donde viven miles de estos animales. Con el agua a la cintura, (y sin necesidad de saber nadar), disfrutamos de esa maravilla natural, conocimos más de las mantarrayas, nos asustamos de vez en cuando al sentirlas rozar nuestra piernas (son inofensivas nos dijeron, pero hay que evitar pisarlas a toda costa) y disfrutamos de una de las mejores excursiones que hemos hecho. De regreso al muelle, el bote se detuvo para dejarnos hacer snórkel en medio del mar.

En Ocho Ríos, las excursiones más populares las ofrecía el barco. Entre éstas a las Cataratas del Río Dunn y Dolphin Cove, dos de las atracciones que más gustan de esa ciudad de Jamaica. Con el tour organizado, tan pronto llegas un guía local de las cataratas organiza el grupo para empezar la retante subida entre piedras y saltos de agua. Puedes hacer el tour solo a las cataratas o combinarlo para ver los delfines. En el puerto de Ocho Ríos hay además playas tan pronto sales de esas facilidades, a las que puedes ir caminando o hacer otras excursiones cercanas, y tours de aventura para cabalgar, hacer tubing, ziplines, ir en balsa por los ríos o visitar el famoso Agujero Azul, una laguna natural en medio de la selva.

Para reservar viajes de Carnival, consulta con tu agente de viajes local.

left
left

Cabinas

El barco tiene variedad de cabinas, entre ellas las Havana, las de Spa y las Family Harbor, con servicio de concierge para las cabinas, lounge para snacks y amenidades incluidas en el precio de estas cabinas dirigidas a familias viajeras.

Usa el App

El Carnival Hub App lo usarás para todo, desde ver el programa del día hasta la hora cuando tu mesa está lista en los restaurantes principales y reservar los tours. No tiene costo, excepto que uses el chat para comunicarte con otros viajeros ($5 bien invertidos, por cada teléfono, ideal para enviar mensajes a familiares y amigos a bordo).

Tres opciones de comida

Además de los dos turnos tradicionales de 6:00 p.m. y 8:15 p.m., si prefieres comer en horas variadas, escoge el “Your Time Dining” cuando reserves tu viaje. Así decides cuándo quieres comer entre las 5:30 p.m. y las 9:30 p.m. En el App puedes pedir la mesa antes de llegar y te avisan cuando esté disponible. Si no usas el App, puedes registrarte en el piso 5.

En números

Estreno: 2016

Tonelaje Grueso: 133,500 Toneladas Gruesas

Capacidad: 3,960 pasajeros

Tripulación: 1,450

Pisos de pasajeros: 15