En Puerto Rico, la erosión se agravó aún más tras el paso del huracán María en 2017. En la foto, el área de Ocean Park, en San Juan.
En Puerto Rico, la erosión se agravó aún más tras el paso del huracán María en 2017. En la foto, el área de Ocean Park, en San Juan. (Carlos Rivera Giusti)

Pese a que sus manifestaciones son más que evidentes, la erosión costera “nunca se ha aceptado como una de las principales amenazas en Puerto Rico”, lo que ha incidido –”por años”– tanto en la toma de decisiones como en la asignación de recursos para su prevención, mitigación y adaptación, alertó la oceanógrafa y geóloga Maritza Barreto.

💬Ver comentarios