Richard Branson y cinco miembros de la tripulación volaron en la nave llamada "Unity".
Richard Branson y cinco miembros de la tripulación volaron en la nave llamada "Unity". (Captura)

Nuevo México.- El multimillonario aventurero Richard Branson alcanzó el espacio a bordo de su propio avión espacial el domingo en su aventura más audaz hasta ahora, logrando la hazaña antes que Jeff Bezos, otro multimillonario con el que competía por ser el primero en dar inicio a una era de turismo espacial, así como Elon Musk, que viajará al espacio a fin de año.

Branson, de casi 71 años, y cinco compañeros de tripulación de su empresa de turismo espacial Virgin Galactic alcanzaron una altitud de aproximadamente 88 kilómetros (53 millas) sobre el desierto de Nuevo México, lo suficiente para experimentar de tres a cuatro minutos de ingravidez y ver la curvatura del Tierra. Luego regresaron a casa y aterrizaron en una pista.

“Diecisiete años de arduo trabajo para llegar tan lejos”, dijo un jubiloso Branson mientras felicitaba a su equipo por el viaje de regreso a bordo del elegante avión espacial blanco Unity.

El breve vuelo de ascenso y descenso fue pensado para aumentar la confianza de Virgin Galactic, que planea vender viajes turísticos al espacio el próximo año.

Branson se convirtió en la primera persona en viajar en su propia nave espacial, superando a Bezos por nueve días. También se convirtió en el segundo septuagenario en ascender al espacio. (John Glenn voló en el transbordador a los 77 años en 1998).

Emocionado Branson

”Ha sido mágico”, confesó el británico desde la pista de aterrizaje de la base Spaceport America, tras una hora de viaje a bordo del avión VSS Unity. ”He soñado con este momento desde que era un niño, pero nada me había preparado para tener una vista de la Tierra desde el espacio”, reconoció el empresario ante periodistas y miembros de Virgin Galactic, la firma que fundó en 2004 para realizar vuelos comerciales al espacio.

Ataviado con el traje azul de la misión Unity 22, el británico se confesó honrado de haber hecho el vuelo de prueba, en el que tenía como misión evaluar la experiencia del futuro cliente durante el trayecto, en el que por un periodo de 4 minutos los seis ocupantes de la nave alcanzaron la ingravidez.

”Estamos aquí para hacer el espacio muy accesible para todos e impactar en la nueva generación de soñadores”, dijo Branson, tras reiterar a su familia y al mundo el mensaje detrás de la empresa Virgin: “Convierte el sueño de viajar al espacio en una realidad”.

El avión espacial de la compañía Virgin Galactic despegó en horas de la mañana montado sobre la nave propulsora VMS Eve y con los seis miembros de su tripulación a bordo, incluido Branson, el fundador de la firma. Con dimensiones similares a las de un jet privado, el VSS Unity se separó de forma fluida de la nave VMS Eve, llamada así en honor a la madre de Branson, tras alcanzar una altura de unos 10,000 pies (poco más de 3 kilómetros), para luego continuar su viaje hacia las fronteras del espacio y a unas 50 millas (80 kilómetros) sobre la superficie de la Tierra. Alrededor de una hora después de despegar, la misión alcanzó el espacio.

Unas 500 personas observaron la hazaña, incluida la esposa, los hijos y los nietos de Branson.

La multitud vitoreó, saltó y gritó cuando la nave aterrizó en la pista. Otros se abrazaron.

“Ese fue un logro asombroso”, dijo el canadiense Chris Hadfield, excomandante de la Estación Espacial Internacional. “Estoy encantado de ver a dónde llevará esta puerta abierta ahora. Es un gran momento”.

Virgin Galactic realizó tres vuelos de prueba previos al espacio con solo dos o tres tripulantes.

💬Ver comentarios