La instalación consta de cuatro antiguos postes de madera, que fueron transformados en árboles con ramas de paneles fotovoltaicos.
La instalación consta de cuatro antiguos postes de madera, que fueron transformados en árboles con ramas de paneles fotovoltaicos. (Suministrada)

Casa Pueblo inauguró hoy, sábado, el “Bosque Solar” en Adjuntas, un proyecto artístico de energía renovable que, además, servirá de “oasis” ante apagones o situaciones de emergencia, afirmó el director asociado de la organización comunitaria, Arturo Massol Deyá.

La instalación consta de cuatro antiguos postes de madera, que fueron transformados en árboles con ramas de paneles fotovoltaicos. Cada árbol tiene ocho paneles, para un total de 32, que se complementan con un inversor y baterías de almacenamiento. Ubica en la calle Rodulfo González del casco urbano.

“Esa energía va a alimentar una residencia de Casa Pueblo, que recibe visitaciones y en la que se quedan estudiantes, y tres residencias circundantes. En caso de emergencia, tendrán acceso directo a energía desde este punto para, por ejemplo, la máquina de apnea del sueño o la nevera, como parte de un circuito particular”, sostuvo Massol Deyá en entrevista con El Nuevo Día.

Danny Rivera, Alexis Massol y Arturo Massol Deyá.
Danny Rivera, Alexis Massol y Arturo Massol Deyá. (Suministrada)

“(El Bosque Solar) es una expresión escultórica funcional, que va a permitirnos educar sobre el cambio climático y cómo movernos hacia adelante en temas energéticos, además de que dará resguardo a la comunidad en general y vecinos. Es un oasis energético”, agregó, tras resaltar que la inauguración se dio en el contexto del 42 aniversario de Casa Pueblo y la culminación de la Semana del Planeta.

Asimismo, dijo, es “la mejor manera de honrar” a la cofundadora de la organización comunitaria, Faustina “Tinti” Deyá Díaz, quien falleció en agosto pasado debido a complicaciones por enfisema pulmonar.

Transcurrió un año desde la conceptualización hasta la inauguración del proyecto, del que Massol Deyá resaltó que “envía un mensaje de los tres pilares de Casa Pueblo”: ciencia, cultura y comunidad.

“Es una obra de arte, que abraza la ciencia y el futuro de la energía solar para beneficio de la comunidad atendiendo las necesidades del pueblo, y constituye un referente alterno”, estableció.

Como parte de las actividades del día, Casa Pueblo ofreció talleres de música, títeres, mariposas, pintura y energía renovable, y se presentó la colección de ornitología (aves) del doctor Carlos Delanoy, quien la donó la entidad.

💬Ver comentarios