Los estudiantes participantes de los internados podrán visitar La Parguera.
Los estudiantes participantes de los internados podrán visitar La Parguera. (Jorge Ramirez Portela)

Estudiantes de bajos recursos de escuela superior y universidades en Puerto Rico podrán participar de una serie de internados relacionados con el estudio de los océanos, luego de que la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) seleccionó el proyecto de un investigador científico puertorriqueño entre ocho ganadores de una subvención millonaria para impulsar la educación en ciencias.

La buena noticia fue compartida con El Nuevo Día por el oceanógrafo Juan L. Torres Pérez, destacado por los pasados diez años en el Centro de Investigación Ames de la NASA, en California.

El anuncio de la subvención millonaria se da en momentos en que toma mayor relevancia la discusión sobre el manejo de las costas en Puerto Rico y cómo el mar ha tocado la puerta de un sinnúmero de construcciones y hogares.

“Para nosotros es muy importante este reconocimiento. Para mí es vital aumentar el conocimiento científico entre la población en Puerto Rico, y si podemos empezar desde los estudiantes es mucho mejor. Ellos pueden servir de agentes de cambio para llevar el conocimiento no solamente a sus familias, sino también a la gente de sus barrios, sus pueblos y en toda la isla”, resaltó.

La propuesta de Torres Pérez, natural de Mayagüez, se abrevia con las siglas OCEANOS en español, para identificar el tema principal de los internados y formar una conexión directa con los estudiantes que se beneficiarán. El proyecto fue seleccionado entre 30 iniciativas sometidas ante la NASA, que anunció esta semana que repartirá $35 millones entre los ocho ganadores por un periodo de cuatro años.

“La idea es concentrar el proyecto en Puerto Rico, usándolo como punta de lanza para proyectos futuros que puedan impactar otros estudiantes hispanos o latinos en Estados Unidos”, destacó Torres Pérez. “Parte del propósito es que podamos crear esa llama de entusiasmo en ellos para que puedan entonces ayudar a pasar el conocimiento a otras generaciones también”.

La iniciativa, que recibirá alrededor de $2.7 millones por cuatro años, consistirá en internados de verano de nueve semanas para estudiantes de los grados 11 y 12 de escuela superior y universitarios de primer año, que tendrán la oportunidad de aprender del estudio y la observación de los océanos.

El proyecto se pondrá en marcha en enero de 2022. El primer año se enfocará en la planificación de los módulos a ofrecerse, mientras que durante el segundo año se llevará a cabo un plan piloto con entre 10 a 15 estudiantes. Durante los últimos dos años se ofrecerán los internados de verano, con entre 30 a 40 estudiantes en cada uno.

“Empezamos y terminamos en el EcoExploratorio”

Entre las organizaciones puertorriqueñas que formarán parte de OCEANOS están el Sistema de Observación Oceánica Costera del Caribe (CARICOOS) del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR), el EcoExploratorio: Museo de Ciencias de Puerto Rico, la Universidad Interamericana, la Sociedad Ambiente Marino y el Taller Ecológico de Puerto Rico.

El EcoExploratorio será clave de principio a fin, aseguró el investigador principal de OCEANOS. Se espera que las primeras dos semanas de los internados -enfocadas en ofrecer una introducción a la oceanografía- se lleven a cabo en este espacio. Y al final del proyecto los estudiantes regresarían para ofrecer una presentación especial de lo que aprendieron en el transcurso de las semanas.

“Al final del proyecto, lo que queremos es que hagan un pequeño póster donde presenten la información que obtuvieron y que presenten sus propias ideas de cómo se pueden usar estos datos para el beneficio de los ecosistemas marinos en Puerto Rico. Esa presentación la vamos a hacer en el EcoExploratorio, o sea que empezamos en el EcoExploratorio las primeras semanas y terminamos allí también con la presentación de los estudiantes al público general”, mencionó Torres Pérez.

Jenny M. Guevara Rivera, directora ejecutiva del EcoExploratorio, expresó que la institución de mayor alcance en la educación informal en las disciplinas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) en Puerto Rico está sumamente orgullosa de colaborar en la propuesta, que anticipó “beneficiará el desarrollo académico de miles de jóvenes puertorriqueños”.

“Al ser parte de estos esfuerzos de colaboración con NASA y con otras entidades de la nación americana, fortalecemos aún más nuestra misión de brindar oportunidades, motivar y desarrollar el talento y conocimiento científico de nuestros niños, jóvenes y adultos, utilizando el espacio y la plataforma educativa del EcoExploratorio con el fin de proteger los ecosistemas costeros y océanos”, compartió Guevara Rivera.

Jóvenes de escasos recursos de los sistemas público y privado en la isla podrán beneficiarse de la iniciativa subvencionada por la NASA. El científico puertorriqueño adelantó que OCEANOS utilizará las plataformas del EcoExploratorio y las otras organizaciones colaboradoras en la isla para promover el proyecto, que llevará a los estudiantes a lugares como La Parguera y Culebra.

“Este proyecto es para el beneficio de la juventud en Puerto Rico y realmente para el beneficio de todos. La idea es que sirvan de instrumentos para llevar la información a las comunidades”, concluyó Torres Pérez.

💬Ver comentarios