Aldo Briano y Juan Carlos Parra –quienes establecieron la compañía Skootel en 2019– describieron como “sustancial” el beneficio ambiental del uso de “scooters” y bicicletas compartidas (también conocidas como biciPOP), lo que les motivó, en parte, a crear el reporte.
Aldo Briano y Juan Carlos Parra –quienes establecieron la compañía Skootel en 2019– describieron como “sustancial” el beneficio ambiental del uso de “scooters” y bicicletas compartidas (también conocidas como biciPOP), lo que les motivó, en parte, a crear el reporte. (Ramón “Tonito” Zayas)

Más de 610,000 viajes fueron realizados, el año pasado, utilizando “scooters” y bicicletas compartidas, lo que le ahorró al país más de 197,613 libras de emisiones de dióxido de carbono (CO2), un gas de efecto invernadero que contribuye al calentamiento global.

La disminución en emisiones equivale a la siembra de 8,782 árboles, mientras que los viajes reemplazaron aproximadamente 33,618 litros de gasolina, lo que sugiere una economía al bolsillo de $37,316.

Así se desprende del “Reporte de impacto de la micromovilidad en Puerto Rico 2022″, divulgado el martes de la semana recién concluida por la empresa Skootel, pionera en el sector de transporte alternativo. El informe es el primero y único en su tipo para la isla, y recoge las estadísticas de uso local y turístico, entre el 1 de enero y 31 de diciembre, y su beneficio ambiental.

“Puerto Rico tiene una de las proporciones entre autos y humanos más grandes del mundo. Para un espacio geográfico tan pequeño, el impacto ambiental que eso genera es significativo. En la medida que tengamos distintos tipos de movilidad y utilicemos menos el auto, reducimos la huella de carbono naturalmente”, dijo el cofundador y principal oficial ejecutivo de Skootel, Juan Carlos Parra, en referencia al indicador que refleja la cantidad de gases de efecto invernadero que producen las actividades económicas y cotidianas humanas.

“Es importante darles visibilidad a estos otros medios de transporte, porque las personas los usan mucho más de lo que se habla. Me encantaría ver un Puerto Rico donde haya menos autos en las calles porque las personas están usando micromovilidad, y que el tiempo que se gasta en los carros se use para ser más productivos”, agregó el también cofundador y principal oficial de operaciones de Skootel, Aldo Briano.

En entrevista con El Nuevo Día, Parra y Briano –quienes establecieron la compañía en 2019– describieron como “sustancial” el beneficio ambiental del uso de “scooters” y bicicletas compartidas (también conocidas como biciPOP), lo que les motivó, en parte, a crear el reporte. Destacaron, igualmente, que Skootel no es la única empresa de micromovilidad en el país, por lo que los resultados podrían ser aún más alentadores.

210,000 personas

Según Parra, en 2022, el “universo total” de usuarios de micromovilidad –basado en el “market share” o cuota de mercado– fue de 210,000 personas, incluyendo clientes de Skootel y las demás empresas.

De los usuarios de Skootel –cifra que la compañía mantiene confidencial por asuntos de competitividad–, más de 130,000 o el 80.6% viajaron en “scooters” y bicicletas compartidas cinco veces o más, se indica en el reporte.

En total, los más de 610,000 viajes realizados supusieron más de 730,000 millas recorridas o lo suficiente como para darle 212 vueltas a Puerto Rico. Los viajes acumularon 8.4 millones de minutos, equivalentes a 16 años de uso.

“El tiempo que hemos ahorrado es un hallazgo significativo, porque uno de los problemas más graves en Puerto Rico es el tráfico. Una de las cosas que hemos visto es que cada vez más personas compran sus ‘scooters’ personales, luego de haberlas probado con nosotros u otra compañía, y las están empezando a utilizar”, indicó Briano.

Parra destacó, por su parte, los hallazgos de que la edad promedio de los usuarios es 34.6 años, “lo que rompe la percepción de que las ‘scooters’ y bicicletas son solo para jóvenes y estudiantes”, y que el 24.5% de los viajes fueron de tipo turístico, “por lo que la mayoría son viajes de transportación local”.

En total, los más de 610,000 viajes realizados supusieron más de 730,000 millas recorridas o lo suficiente como para darle 212 vueltas a Puerto Rico.
En total, los más de 610,000 viajes realizados supusieron más de 730,000 millas recorridas o lo suficiente como para darle 212 vueltas a Puerto Rico. (El Nuevo Día)

“Estamos viendo que profesionales, entre 28 y 35 años, son quienes más utilizan la micromovilidad. Vemos mucho desplazamiento de profesionales en la industria de servicio; personas yendo a restaurantes o cafeterías a trabajar o enfermeras yendo a hospitales… profesionales haciendo ‘commuting’ (viajando) entre punto A y punto B, y un conglomerado de personas que la usan en la tarde para diligencias, como hacer compras o llevar dinero al banco. En Mayagüez, por ejemplo, se ha creado un ecosistema en el casco urbano”, expresó.

Acentuó, de paso, que Skootel ha creado “una nueva categoría de transportación”, conocida como “la última milla” o distancias cortas, en la que se priorizan las “scooters” y bicicletas compartidas sobre el automóvil.

Parra y Briano explicaron que, para estimar el ahorro en emisiones de CO2 y el reemplazo de litros de gasolina, utilizaron la herramienta “Greenhouse gas equivalencies calculator” de la Agencia federal de Protección Ambiental (EPA). La herramienta considera, entre otras cosas, que las “scooters” y bicicletas compartidas no reemplazan el 100% de los viajes en auto, sino que son una opción adicional. Estudios de la industria sugieren que la micromovilidad reemplaza el 33% de los viajes en carro. Para obtener la equivalencia en siembra de árboles, se usó la calculadora “Huella de carbono” de la Fundación Aquae, en España.

En plan de expansión

Al momento, Skootel tiene presencia en cinco municipios: San Juan, Guaynabo, Mayagüez, Lajas y Ponce. Para utilizar las “scooters” y bicicletas compartidas, las personas tienen que descargar una aplicación móvil. En Ponce, el servicio se restablecerá en las próximas semanas, ya que el almacén sufrió daños con el huracán Fiona, en septiembre pasado, y los trabajos de rehabilitación están por completarse.

De acuerdo con el reporte, el año pasado, el área de mayor impacto local en el uso de la micromovilidad fue Hato Rey, con más de 10,600 viajes. Le siguieron Tras Talleres (9,200+), Río Piedras (7,400+) y Guaynabo (5,300+), todas en el área metropolitana. El promedio de satisfacción de los usuarios fue 4.58 estrellas, de un total de cinco.

“Nuestra meta para este año es seguir expandiendo y llegar, al menos, a cinco pueblos más”, dijo Briano, y añadió que Skootel tiene una flota de 2,600 vehículos, entre “scooters” y bicicletas eléctricas, y la expectativa es traer mil adicionales.

Para este año, lo que estamos impulsando –y que va a causar que sigamos creciendo– es trabajar mano a mano con los alcaldes para desarrollar infraestructura apropiada para la micromovilidad. Lamentablemente, en Puerto Rico no hay muchas ciclovías, pero sí hay muchos fondos federales para hacerlas y ahí nos estamos enfocando”, declaró.

Parra y Briano informaron que prevén dar continuidad al reporte anualmente, a fin de tener cifras que documenten el impacto del transporte alternativo en la isla, ya que no existe otra fuente que las ofrezca.

💬Ver comentarios