Recinto Universitario de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico.
Recinto Universitario de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico. (Jorge A. Ramírez Portela)

El Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR) anunció el lanzamiento del Centro de Ciencias e Ingeniería Avanzadas de Radio (Carse), único en su categoría para la investigación de nuevos conceptos en radioastronomía, ciencias atmosféricas, monitoreo del espectro y técnicas de mitigación de interferencias de radiofrecuencia.

La iniciativa es parte de una alianza entre el RUM, la Universidad Central de Florida y el Observatorio de Arecibo, cuya propuesta recibió una subvención de $15 millones a través del Programa Spectrum Innovation Initiative de la División de Ciencias Astronómicas de la Fundación Nacional de las Ciencias (NSF, en inglés). Este esfuerzo permitirá inaugurar un centro en el RUM, que proporcionará recursos estratégicos con rol activo de alumnos. Asimismo, se contempla la construcción de instalaciones experimentales que estarán ubicadas en el Observatorio de Arecibo y el recinto.

Los objetivos del proyecto incluyen desarrollar herramientas integradas para resolver la manera en la que se comparte y coexiste el espectro; mejorar el desempeño en la ciencia de la radio observación a través de la creación de nuevas técnicas; y crear un ecosistema de colaboración diseñado para elevar la capacidad de la ciencia e ingeniería en el RUM y en Puerto Rico. Además, se prevé como rol principal del Carse abordar de manera integral el problema de la interferencia de radiofrecuencia a los usuarios científicos.

Así lo confirmó el doctor Rafael A. Rodríguez Solís, director del proyecto, quien agregó que el Carse aportará en la formación de una nueva generación de estudiantes a través de experiencias prácticas con internados e infraestructura de investigación de vanguardia.

“Esta es la primera vez que la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez tiene una colaboración de esta envergadura con el Observatorio de Arecibo y nos va a permitir desarrollar la capacidad técnica, científica y de recursos humanos para aportar de manera significativa en las nuevas iniciativas para el desarrollo del nuevo Observatorio de Arecibo”, dijo Rodríguez Solís, catedrático del Departamento de Ingeniería Eléctrica y de Computadoras, en un comunicado.

“Igualmente, permitirá atraer estudiantes y otros tipos de colaboraciones entre entidades gubernamentales y la industria. Entonces, es una catapulta para conseguir más fondos, más participaciones y más ofertas de trabajo y oportunidades para el recinto”, agregó.

La subvención de la NSF para el Carse es parte de un acuerdo de cooperación por un período de cinco años y contempla la contratación de estudiantes graduados y subgraduados, quienes no solo adquirirán experiencia en el campo, sino que serán responsables de convertirse en mentores para difundir el esfuerzo a nivel comunitario y escolar.

💬Ver comentarios