Escena del accidente que ocurrió el pasado 19 de mayo en el Malecón de La Habana. (EFE) (horizontal-x3)
Escena del accidente que ocurrió el pasado 19 de mayo en el Malecón de La Habana. (EFE)

La Habana, Cuba - Las autoridades de la Comisión Nacional de Tránsito de Cuba señalaron que el conductor del vehículo que provocó el fatal accidente en el Malecón habanero el pasado fin de semana había ingerido alcohol y manejaba a exceso de velocidad, lo que provocó que perdiera el control de su carro antiguo, conocidos aquí como “almendrones”, en las intersecciones de la calle 23 y Malecón, un incidente que causó cinco fallecidos y 18 lesionados, tres de ellos niños.

El teniente coronel Jesús Aguilar Hernández, jefe de sección de tránsito de la División de Investigación Criminal de Operaciones, informó hoy a la prensa que los análisis de aliento, orina y sangre arrojaron que el conductor del vehículo arrojó positivo a la presencia de alcohol etílico al momento de ocurrir el hecho.

"Esto es evidencia de que había consumido bebidas alcohólicas, y sí estaba afectada su capacidad para conducir, aunque no se encontraba en estado de embriaguez. Por otro lado, no se encontraron restos de drogas ni abuso de sustancias de efecto similares", explicó.

"Las cinco personas que iban como pasajeros en el auto corroboraron que ese propio día compartieron y consumieron de dos a tres botellas de ron, así como cervezas en la playa de Guanabo y en el momento del accidente el vehículo transitaba a gran velocidad y con la música alta", agregó el oficial.

Aguilar Hernández afirmó que cuatro de los acompañantes aseguran haber visto a un peatón que bajó de la acera, a partir de lo cual se produjo la maniobra violenta del vehículo, seguido del impacto a las personas que estaban en el Malecón. Los pasajeros aseguraron, además, que en varias ocasiones pidieron al chofer que disminuyera la velocidad y atendiera a la conducción, pues este conversaba con las personas.

El jefe de sección de tránsito de la División de Investigación Criminal de Operaciones de La Habana añadió que la revisión técnica reveló deficiencias en el funcionamiento del sistema de frenos en las ruedas delanteras, y de acuerdo con el informe presentado, se aprecian “grasa seca en las bandas y huellas de fricción no uniformes en las tamboras”.

Aguilar Hernández indicó que se continúa la inspección detallada del resto del carro, sobre todo en la base inferior de la parrilla derecha correspondiente al sistema de suspensión, pues se encuentra fracturada.

El accidente ocurrió cerca de las 12:30 de la madrugada del domingo, en la zona más popular del Malecón habanero, donde los cubanos acuden a conversar y pasear.


💬Ver 0 comentarios