Francisco Duran García manifestó que quedan 669 pacientes ingresadas en los hospitales por ser casos activos o sospechosos de COVID-19, mientras que 1,790 personas se siguen desde la atención primaria de salud. (EFE / Yander Zamora)

La Habana, Cuba - Las autoridades sanitarias cubanas han asegurado que el 85 por ciento de los hospitalizados por COVID-19 en Cuba han sido dados da alta, mientras la propagación de la enfermedad se mantiene contenida al hoy sólo registrar ocho casos positivos, aunque con un fallecido.

El doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología en el Ministerio de Salud Pública (Minsap), reveló que “del total de pacientes confirmados con la COVID-19, 1,916, ya 1,631 han recibido el alta clínica, lo que significa que por cada 100 diagnosticados, 85 están recuperados”.

La cifra significa un triunfo para las autoridades cubanas, que lograron contener la propagación y mantener esta etapa de la pandemia por debajo de los pronósticos, que llegaron a proyectar sobre 4,000 casos de COVID-19 en la isla para mediados de mayo en el peor de los escenarios.

Duran García manifestó que quedan 669 pacientes ingresadas en los hospitales por ser casos activos o sospechosos de COVID-19, mientras que 1,790 personas se siguen desde la atención primaria de salud.

Cuba lamentó el fallecimiento de una persona, un ciudadano cubano de 56 años que residía en Matanzas y tenía antecedentes de hipertensión, diabetes e insuficiencia renal crónica.

En estos momentos, Cuba acumula 81 fallecidos y tiene un índice de letalidad de 4.2 por ciento por cada 100,000 habitantes.

Durán García explicó en su habitual conferencia de prensa para ofrecer una actualización sobre la pandemia, que para el último reporte revelado hoy se hicieron 1,880 muestras -suman 90,911 en total-, de las cuales ocho resultaron positivas, para un acumulado de casos de 1,916.

Especificó que los ocho confirmados son cubanos, todos contactos de casos anteriores. “La Habana y Matanzas fueron las provincias que presentaron casos positivos al SARS-CoV-2, con cinco y tres casos respectivamente”, explicó.

El doctor apuntó que la incidencia por provincia del virus en los últimos 15 días tiene a las provincias de Matanzas (con 8.2), La Habana (4.5) y Villa Clara (1.3) ocupando las primeras posiciones, y que hay territorios como Santiago de Cuba y Granma que no han tenido casos positivos en ese tiempo.

Los buenos resultados en el manejo de la pandemia han sido calificados por el presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez como “dignos”.

“En el enfrentamiento a la pandemia hemos logrado un resultado digno, dignísimo, y más en las condiciones en que lo ha hecho el país”,aseguró en un intercambio con un grupo de científicos y expertos que participan directamente en la batalla de Cuba a la COVID-19.

“Nosotros ya teníamos una compleja situación, económica y social, causada por el bloqueo y la Ley Helms Burton… No obstante, el resultado científico que hemos alcanzado ha dado al país una visibilidad y un prestigio tremendo, como componente fundamental en el enfrentamiento. Que no tengamos rebrote es la quimera y por supuesto llegar a la vacuna cubana lo más rápido posible”, agregó.

Díaz-Canel se refirió a la conducta que debe mantenerse en el país cuando Cuba comience a transitar hacia la normalidad, para no pasar por la situación de rebrote de la epidemia que han tenido otras naciones.

Mencionó entre ellas a “las medidas higiénicas, el distanciamiento físico, la pesquisa activa, la atención diferenciada a los vulnerables, la regulación de la cantidad de personas por determinados espacios, la responsabilidad social y la constante investigación y estudio sobre la enfermedad”.

Comentó que “se ha ido conformando con todo el impacto y aporte científico en tiempo de pandemia, una base de conocimientos que nos está dando salidas en predicción de la enfermedad y, por lo tanto, en métodos de actuar y de perfeccionar nuestros protocolos”.

Mientras, el doctor Raúl Ginovart Díaz, decano de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana, expresó que la curva de casos continúa aplanándose en Cuba.

“Antes del 30 de marzo, muchos críticos y no críticos de nuestro país, pronosticaban una situación mucho más complicada para nosotros, basados precisamente en que otros países ricos con un sistema de salud con muchos más recursos que el nuestro y que no están bloqueados, habían prácticamente colapsado”, expresó.

“Por el contrario, en nuestro país lo principal no ocurrió, el sistema de salud cubano logró controlar la epidemia, no colapsó y va en camino a erradicarla. El modelo predictivo confirma que nos mantenemos en el escenario favorable y no saldremos de él en los próximos días”, agregó.


💬Ver 0 comentarios