Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Ciudadanos esperan los vehículos de transporte público, mientras la isla se enfrenta a una crisis de combustible. (EFE / Ernesto Mastrascusa)

La Habana - La crisis de combustible diésel que afecta a Cuba y que obligó al gobierno a activar medidas de emergencia no paralizará al país, ni ha obligado a las autoridades a activar un plan de apagones masivos, aunque forzará la detención de la producción de importantes rublos en la economía, informó el gobierno cubano.


💬Ver 0 comentarios