El senador Michael Bennet presentó la medida bipartita junto con John Boozman. (AP / David Zalubowski)

La Habana, Cuba - Los senadores Michael Bennet y John Boozman presentaron de manera bipartita la “Ley de Expansión de Exportaciones Agrícolas” (S.1447), una legislación que pudiera hacer más fácil para los agricultores estadounidenses vender sus productos a Cuba al eliminarse las restricciones al financiamiento privado para las exportaciones de ese sector a la Isla.

“Estas restricciones son arbitrarias y no tienen otro propósito que perjudicar a nuestros agricultores y al pueblo cubano”, dijo James Williams, presidente de Engage Cuba, agrupación que dio a conocer la iniciativa bipartidista, quien añadió que “era hora de apartarse de esa mala política porque nuestros agricultores merecen poder competir en igualdad de condiciones… Sabemos que hay demanda para productos de calidad en Estados Unidos, y debemos permitir que los productores satisfagan esa demanda”.

Los productores estadounidenses han podido exportar a la isla desde el año 2000, porque durante la administración de Bill Clinton se introdujo la “Ley de Reforma a las Sanciones Comerciales y Ampliación de las Exportaciones”, que propicia un comercio en un solo sentido, pero mantuvo el veto sobre las exportaciones cubanas y, además, se mantuvieron restricciones al financiamiento, por lo cual no hay posibilidad de créditos a Cuba para las compras, lo que obstaculiza gravemente el potencial de exportación de los productores estadounidenses.

“Hemos escuchado fuerte y claro que los granjeros y rancheros estadounidenses quieren la oportunidad de competir y vender sus productos en todo el mundo, incluso en el mercado cubano. A pesar de nuestro progreso en la Ley agrícola de 2018, las restricciones comerciales existentes con Cuba continúan imponiéndose, y agricultores y rancheros están en desventaja”, dijo el senador Bennet, demócrata de Colorado.

“Este proyecto de ley de sentido común abriría nuevas oportunidades de mercado para los granjeros y rancheros de Colorado, que tienen mucho que ganar al competir en el mercado cubano”, añadió el legislador demócrata.

A su vez, el senador republicano John Boozman apuntó que “los agricultores de Arkansas necesitan nuevos mercados y una solución está sentada a menos de cien millas de nuestras costas. Cuba importa el 80 por ciento de sus alimentos, pero los estadounidenses están en desventaja, ya que la financiación privada no está permitida. Nuestro proyecto de ley elimina esta barrera, lo que permite a nuestros productores agrícolas competir”.

“Es un paso pequeño, pero que puede generar grandes dividendos para los agricultores estadounidenses y el pueblo cubano”, dijo Boozman.

Engage Cuba, coalición de empresas privadas y organizaciones que trabajan para poner fin al embargo a Cuba, asegura que los agricultores que buscan exportar a Cuba obtuvieron algún éxito en diciembre de 2018 con una provisión al proyecto de la Ley agrícola de 2018 que permite a los agricultores de Estados Unidos utilizar los dólares de promoción del mercado federal para las exportaciones agrícolas a Cuba.

La provisión había sido solicitada en septiembre de 2017 por un grupo bipartidista de unas 60 asociaciones agrícolas, de negocios y funcionarios electos de 17 estados, quienes enviaron entonces una carta a los líderes de los Comités de Agricultura de la Cámara de Representantes y del Senado, urgiéndolos a su introducción en la Ley.

Ahora, otros legisladores en la Cámara de Representantes también introducen proyectos complementarios para ayudar a los granjeros estadounidenses a comerciar con Cuba, como es el caso de la Ley de Exportaciones Agrícolas de Cuba, presentada en marzo por Rick Crawford (republicano de Arkansas) y Cheri Bustos (demócrata de Illinois).


💬Ver 0 comentarios