Las tormentas eléctricas son muy comunes en el verano cubano. (GFR Media)

La Habana, Cuba - Las autoridades cubanas identificaron esta tarde las cinco víctimas de un mortífero rayo que cayó en una playa en la provincia de Mayabeque, las cuales murieron resguardándose de la tempestad debajo de un árbol.

El capitán Manuel Agustín Olivares Guzmán, del Ministerio del Interior en la provincia localizada al este de La Habana, identificó las víctimas, entre las cuales hay tres menores, que se encontraban debajo de un árbol en el momento en que el impacto de un rayo ocasionó su muerte.

Los nombres de las víctimas fatales, todos residentes en Mayabeque, son Annes Rodríguez Leyva, de 31 años; Michel Martínez Cruz, de 43 años; Leandro de Jesús Carrasco Rodríguez, de tres años; Gabriela Martínez Ortega, de 12 años, y Rocío Hernández Rodríguez, de nueve años.

El menor Fabián Martínez Ortega, de cinco años de edad, fue trasladado al Hospital Pediátrico Juan Manuel Márquez de La Habana donde recibe atención especializada y no se informó de su condición.

Las autoridades no informaron de la relación familiar de los fallecidos, pero medios especializados en temática cubana afirman que se trataba de una pareja que fue a la playa con sus respectivos hijos de pasadía.

Cuba es uno de los territorios más afectados por rayos en todo el mundo, dada la gran actividad eléctrica que caracteriza las tormentas en el país, que son comunes en las tardes y noches del verano, cuando se acumulan el calor y la humedad.

En el país se registran decenas de incidentes con rayos al año, incidentes que han promediado cerca de 60 al año, según las autoridades cubanas, pero este es uno de los más mortales registrados recientemente.

Las autoridades informaron que una fuerte descarga eléctrica ocurrida alrededor de las 3:30 de la tarde del jueves en la playa La Puntilla, del municipio Santa Cruz del Norte en Mayabeque, ocasionó la muerte a estos dos adultos y tres menores.

El meteorólogo Miguel Ángel Hernández, especialista de la Televisión Cubana, explicó que las tormentas eléctricas son muy comunes en el verano cubano, pues el calor y la humedad son alto y tienden a desestabilizar el clima en puntos específicos, sobre todo, cerca del mar.

Es un lamentable accidente. Siempre hemos hablado de las descargas eléctricas en el verano. El momento más peligroso es cuando la tormenta está acercando. No se puede estar a la intemperie. Hay que evitar árboles, ir a espacio cerrados, apartarse las cañerías, antenas, el agua. Estamos hablando de electricidad a niveles muy altos, mortal. Es mejor perder un minuto de vida, que la vida en un minuto”, expresó el especialista.


💬Ver 0 comentarios