Maurice Ferré fue alcalde de la ciudad de Miami. (GFR Media)

El exalcalde de Miami Maurice Ferré, quien fue el primer puertorriqueño en ser elegido para dirigir una ciudad estadounidense, falleció hoy a los 84 años víctima del cáncer, confirmó a El Nuevo Día su familia.

Al momento de su muerte, estaba en compañía de su esposa, Mercedes Malaussena Ferré; sus hijos y nietos.

"Con la muerte de Maurice, nuestra Familia pierde a uno de sus miembros más queridos y respetados. Siempre estuvo a nuestro lado en los momentos difíciles, brindándonos sus consejos y su apoyo", indicó Antonio Luis Ferré, primo de Maurice, mediante comunicación escrita.

"Para nosotros como familia, es motivo de orgullo que Maurice fuera el primer puertorriqueño en ser alcalde de una ciudad importante de Estados Unidos, Miami, la que transformó, en sus 12 años como alcalde, en una ciudad moderna, que abrió los brazos a inmigrantes de muchos países. Pedimos a Dios por el eterno descanso de su alma y para que, al igual que su memoria, el legado de su gestión pública perdure como ejemplo de genuina dedicación al servicio público", añadió Antonio Luis Ferré.

Los actos fúnebres del político ponceño serán el próximo jueves, 26 de septiembre, en la catedral de Miami, informó, por su parte, Helen Aguirre Ferré, portavoz de prensa del gobernador de Florida, Ron DeSantis, y quien fuera nuera del fenecido alcalde.

“Es el padre del nuevo Miami”, dijo el alcalde de Miami, Francis Suárez, cuando el municipio le dedicó el Parque del Bicentenario, luego conocido como el Museum Park.

Entonces, se conoció que estaba bajo tratamiento por un cáncer espinal agresivo.

Ferré, quien siempre estuvo muy activo en el Partido Demócrata de Estados Unidos, ganó la alcaldía por vez primera en 1975. Fue reelegido en cinco ocasiones, hasta cumplir 12 años en el cargo.

El exalcalde, quien también fue representante estatal, sirvió en momentos llenos de conflictos raciales y políticos en la ciudad.

Como alcalde, hizo énfasis en desarrollar un Miami que sirviera de eje regional y global.

“Miami es punto de entrada principal a Estados Unidos; el puente entre las Américas”, indicó Ferré, cuando fue homenajeado por la ciudad el 31 de enero pasado.

Ferré, de 1993 a 1996, fue vicepresidente de la Junta de Comisionados del condado de Dade. También aspiró sin éxito a una candidatura demócrata al Senado estadounidense.

Jeffrey Farrow, quien fue copresidente del Grupo de Trabajo de la Casa Blanca de la administración Bill Clinton, fue amigo y colaborador de Ferré.

“Fue el primer puertorriqueño en convertirse en líder político en Florida, como alcalde de Miami. En aquel momento, había, como mucho, un cuarto de los puertorriqueños que hay hoy en el estado… Fue elegido por sus cualidades personales”, sostuvo.

Farrow destacó, además, el trabajo de Ferré en aumentar “la única representación real que el pueblo de Puerto Rico tiene en la política nacional (estadounidense), al aumentar los votos del territorio en la convención presidencial demócrata”, donde ahora la isla es tratada como un estado.

“Fue también una persona encantadora, sofisticada y reflexiva que se preocupaba por todas las personas”, agregó.

“Enviamos nuestras más sinceras condolencias a la familia y amigos del alcalde Ferré. Siempre recordaremos a Maurice Ferré por sus contribuciones pioneras a la ciudad de Miami, su trabajo para nuestro estado y su lucha incansable por el pueblo de Puerto Rico”, indicó, por su parte, la presidenta del Partido Demócrata en el estado de Florida, Terrie Rizzo.


💬Ver 0 comentarios