Maurice Ferré nació en Ponce en 1973. (GFR Media)

Orlando - La historia de la transformación de Miami, que convirtió a un pequeño pueblito en la capital mundial de las finanzas, el entretenimiento y comercio internacional, tendrá en su primer capítulo la gestión de Maurice Ferré, un ponceño que en 1973 se convirtió en el primer hispano en ganar la alcaldía de esa ciudad floridana.

A sus 84 años, Ferré falleció en su residencia. Estaba acompañado de su esposa, Mercedes Malaussena Ferré; sus hijos y nietos, informó hoy la familia a través de un comunicado de prensa.

"Con la muerte de Maurice, nuestra Familia pierde a uno de sus miembros más queridos y respetados. Siempre estuvo a nuestro lado en los momentos difíciles, brindándonos sus consejos y su apoyo", indicó Antonio Luis Ferré, primo de Maurice, mediante comunicación escrita.

"Para nosotros como familia, es motivo de orgullo que Maurice fuera el primer puertorriqueño en ser alcalde de una ciudad importante de Estados Unidos, Miami, la que transformó, en sus 12 años como alcalde, en una ciudad moderna, que abrió los brazos a inmigrantes de muchos países. Pedimos a Dios por el eterno descanso de su alma y para que, al igual que su memoria, el legado de su gestión pública perdure como ejemplo de genuina dedicación al servicio público", añadió Antonio Luis Ferré.

“Fue un puertorriqueño pionero que inspiró a toda la comunidad hispana. Nos mostró que podíamos ganar elecciones y ser líderes en el Estado del Sol”, dijo Darren Soto, congresista puertorriqueño por Florida. “Después del alcalde Ferré, Florida ha cambiado para siempre", agregó.

El exalcalde, quien era sobrino del exgobernador de Puerto Rico Luis A. Ferré, era demócrata y como gobernador de Miami logró lo que pocos: revalidar en cinco ocasiones cumpliendo 12 años en el cargo, recordó David Efrón, cónsul honorario de Israel en Puerto Rico y quien tuvo una estrecha amistad con Ferré.

“Lo visité la semana pasada. Éramos muy allegados”, dijo Efrón. “Cuando lo fui a ver, estaba consciente. Te miraba y te reconocía, pero ya no podía hablar”, recordó.

Antes de convertirse en gobernador de Miami, Ferré sirvió como legislador en la Cámara de Representantes de Florida entre 1967 y 1967, repasó el cónsul.

Efrón dijo que, si bien estaba muy enfocado en Miami, Ferré tenía una visión amplia de los temas mundiales. Contó que estaba muy interesado en los tremas de Oriente Medio y que uno de los hijos del exalcalde -que también se llama Maurice Ferré- es un médico que está desarrollando en una universidad de Israel una tecnología para intervenir a pacientes de Parkinson con equipo láser, sin necesidad de cirugía.

“Maurice siempre tuvo una mentalidad a favor del servicio público y como se crió en un ambiente de negocios tuvo la visión de querer convertir a Miami en el puente de acceso del mundo hacia Estados Unidos, eso que queremos hacer en Puerto Rico también”, dijo el cónsul sobre quien se conoce como el “padre del Miami moderno”.

Según el cónsul, Ferré era un hombre que evaluaba todo a base de análisis matemáticos.

“Todo lo llevaba a números. Recuerdo que cuando había elecciones sacaba al chavo los resultados y casi siempre la pegaba”, dijo Efrón quien ayudó a Ferré en su campaña electoral al Senado en el 2010, aspiración que no pudo lograr.

Uno de los nietos de Ferré, José Javier Rodríguez, es senador estatal en Florida y representa el distrito 37 que cubre las áreas de Coral Gables, Pinecrest, Key Buscayne, el centro de Miami y el Condado de Miami-Dade.

El exgobernador republicano y ahora senador estatal Rick Scott también lamentó el fallecimiento de Ferré y recordó que en reconocimiento a su talento y experiencia nombró como miembro de la Comisión de Transportación de Florida. “Maurice era un buen amigo y un gran floridano. Sirvió bien a la gente de Miami”, dijo.

Mientras, la segunda en mando en el gobierno de Florida, Jeanette Núñez, dijo que el legado de Ferré “vivirá para siempre”.

El actual alcalde de Miami, Francis Suárez destacó el trato elegante que caracterizaba a Ferré y aplaudió la visión que tuvo para convertir a Miami en la capital del mundo.

“Fue un hombre de elegancia, clase y gracia que me inspiró a continuar con su legado de elevar a Miami como una ciudad diversa de clase mundial. Se le extrañará mucho”, declaró el alcalde de Miami a través de su cuenta de Twitter.


💬Ver 0 comentarios