Una patrulla de la Policía en Estados Unidos. (Archivo)

Un hombre en Florida murió baleado tras disparar contra policías que lo intentaban arrestar, informaron autoridades.

Uno de los agentes fue alcanzado en el tórax, pero lo salvó su chaleco antibalas, informó el jefe policial de Daytona Beach, Craig Capri. Otro agente se cayó en medio de la balacera y se lastimó la cabeza.

El sospechoso era Michael Harris, de 44 años, buscado en relación con un incidente de violencia armada con una mujer desde hace varios días.

Capri explicó a reporteros que la policía lamenta que tuvo que matar a alguien, pero aseguró que “el sospechoso nos obligó”.

“El sospechoso disparó primero y los policías se defendieron. Y les digo desde ya: el que use una pistola para dispararle a un policía va a morir, así de simple”, expresó Capri.

El Departamento de la Policía está investigando el incidente.