Manifestación en Florida. (Carla D. Martínez / Especial para GFR Media)

Luis Santiago Arce/Especial para El Nuevo Día

Orlando – Aún bajo amenaza de una severa tormenta eléctrica que se acercaba a la zona, pero en respaldo a la masiva manifestación que se realizaba en Puerto Rico al mismo tiempo, en la ciudad de Orlando volvió a sentirse este miércoles el firme reclamo por la renuncia del gobernador Ricardo Rosselló.

En respuesta a la convocatoria emitida en redes sociales por la organización Unión Patriótica Boricua (UPB), un animado grupo de manifestantes llegó a la esquina de las avenidas Semoran y Curry Ford para expresar su repudio al Primer Ejecutivo, quien está bajo fuego desde la semana pasada ante el arresto por cargos de corrupción a importantes figuras de su administración y la publicación de las 889 páginas de un chat de Tellegram con material que ha causado gran indignación dentro y fuera de Puerto Rico.

“Estamos aquí para exigir, no para pedir, su renuncia (dé Rosselló)… todo el mundo está descontento con ese hombre y no podemos dejar que le siga haciendo más daño a nuestro pueblo. Eso sería irreparable”, dijo el guaynabeño Iván Méndez, quien tiene sobre cuatro décadas de residencia fuera de la Isla.

A medida que se acercaba el torrencial aguacero, los manifestantes portaban distintos carteles, enorbalaban sus banderas monoestrelladas y cantaban “Ricky renuncia y llévate la Junta (de Supervisión Fiscal)”, “Pa’ sacar la porquería hay que hacer la auditoría” y “¿Dónde está Ricky? Ricky está vendiendo lo que queda del país”, entre otros enérgicos estribillos, mientras muchos conductores sonaban la bocina de sus vehículos en medio del pesado tráfico en la zona de amplia presencia puertorriqueña.

“Estoy en Orlando, fuera de mi Isla, pero mi Isla vive dentro de mí todos los días y es mi compromiso como ciudadana dejarme sentir y levantar mi voz, igual que lo está haciendo hoy el pueblo allá en la Isla”, expresó la toalteña Iris Bonilla, quien fue parte del masivo éxodo boricua rumbo a Orlando y otras ciudades tras el paso del Huracán María sobre Puerto Rico en septiembre del 2017.

“No nos podemos callar… tenemos que tomar las calles para seguir expresando nuestro disgusto”, agregó la entusiasta dama que también denunció el pobre manejo de la administración de Rosselló frente a la devastación causada por María. La joven Paola González, de 21 años de edad y también exiliada a causa del huracán, enfatizó que “no se puede tolerar lo que el gobernador (Rosselló) y su administración están haciendo ahora mismo”.

González, actual estudiante de la Universidad de Central Florida (UCF) y “pelúa” procedente de la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Cayey, agregó que “el pueblo tiene que levantarse y luchar contra eso sin importar la edad ni el, lugar ni nada más. Donde sea que estemos somos boricuas, igual que los que están en la Isla… no somos diáspora”.

Y Zoraida Ríos, de UPB, destacó que las manifestaciones actuales fuera de la Isla “son muy importantes. Estamos levantando consciencia de lo que está pasando en Puerto Rico y queremos que esto sea una transformación de nuestro pueblo”. Vaticinó, asimismo, que Rosselló “va a tener que renunciar por la presión que le está poniendo todo el mundo… se acabó ya el guiso que tiene. Estamos cansados de tanta corrupción “.

Además, hubo marchas en otras partes del mundo como Madrid, Miami y Washington en las que la diáspora también se manifestó en contra de Rosselló.  

Por otra parte, medios del mundo se hicieron eco del escándalo y publicaron decenas de noticias sobre la crisis política histórica que se vive en la isla. Aquí te compartimos un video con los titulares más destacados. 



💬Ver 0 comentarios