Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Darren Soto, congresista de ascendencia puertorriqueña junto a su esposa Amanda, la noche de las primarias. (GFR Media) (Especial para El Nuevo Dia / Carla D. Martínez)

Orlando - Que en tiempos del presidente Donald Trump un estado sureño y conservador haya colocado en su papeleta electoral a dos afroamericanos, y que varios hispanos hayan solidificado sus candidaturas o conseguido abrirse espacio en el mundo público son señales de cambio en esta arena política.


💬Ver 0 comentarios