El senador de Florida afirmó que trabajará junto a la comisionada residente, Jenniffer González.

Orlando – En su primera visita oficial a Orlando, el senador republicano federal Rick Scott se reunió hoy, lunes, con representantes de la comunidad puertorriqueña para dar seguimiento a las necesidades particulares de los boricuas tanto en Florida Central como en la isla.

“Soy el congresista de Puerto Rico en el Senado. Voy a estar trabajando junto a Jenniffer González en la Cámara federal y tengo un bien equipo de trabajo en Washington DC y en Orlando para escuchar de cerca las necesidades de los puertorriqueños", dijo Scott en un aparte con El Nuevo Día luego de su encuentro, que se efectuó en la cadera de comida puertorriqueña El Mesón, en el área de Lee Vista, en Orlando.

En el encuentro participaron ministros, oficiales de la policía, incluso ciudadanos identificados con el partido Demócrata; la exdirectora de la Oficina de Asuntos Federales de Puerto Rico en Florida (PRfaa) Gladys Casteleiro; el presidente de la plataforma Poder, Luis Figueroa; Dennis Freytes, puertorriqueño que es portavoz de los veteranos, y la líder republicana Miriam Ramírez de Ferrer.

Entre las preocupaciones que el grupo le manifestó a Scott destacaron la necesidad de más fondos para aumentar las brigadas de policías estatales así como equipo de seguridad para combatir el crimen y propiciar un mejor ambiente que propicie la inversión empresarial; más y mejores beneficios para los veteranos; y discutieron las contradicciones del puertorriqueño, que aun cuando es ciudadano americano, carece de los beneficios de los cuales disfrutan los que residen en Estados Unidos continentales.

“El issue de Puerto Rico, más allá de las necesidades que hay a raíz de paso del huracán María es que los puertorriqueños no son tratados como el resto de los ciudadanos americanos. Voy a luchar para que se haga justicia en ese asunto”, dijo Scott.

De hecho, el senador anunció que abrirá una oficina senatorial en la ciudad de Kissimmee, lugar donde se concentra la población boricua. La oficina será dirigida por el humacaeño Gary Berríos, quien de paso fue nombrado como el director de la Oficina de Alcance Comunitario del senador Rick Scott.  Esta oficina atenderá los condados de Osceola (donde está Kissimmee), Orange (donde está Orlando) y ciudades cercanas.

Berríos, por su parte, dijo que esta es la primera vez que un senador federal abre una oficina en Kissimmee y que, entre sus funciones, estará servir a los puertorriqueños, y también prestar atención a las comunidades afroamericanas, haitianas ybrasileñas. En esta ciudad, tiene oficina el representante demócrata, de ascendencia puertorriqueña, Darren Soto.

En el encuentro, participó también el exrepresentante estatal republicano de Florida, el boricua Bob Cortés, quien recientemente fue nombrado como director de la Oficina de Relaciones con la Comunidad y portavoz de Prensa de la Oficina del Alguacil del Condado de Seminole.

“Como parte de mi rol está el luchar por la epidemia de los opiáceos que está causando muertes por sobredosis. Además, continuaré estando de cerca de todo lo que tenga que ver con asuntos de Puerto Rico”, dijo Cortés. “Con esta reunión, Scott cumple lo que prometió en su campaña: que escucharía a los puertorriqueños”, agregó.


💬Ver 0 comentarios