Joe Biden, candidato demóceara a la presidencia de Estados Unidos. EFE/EPA/Etienne Laurent/File (ETIENNE LAURENT)

Washington D.C. – Sectores liberales de la diáspora puertorriqueña acogieron hoy positivamente el plan para Puerto Rico del candidato presidencial demócrata, Joe Biden, aunque hubiesen querido ver un compromiso con la derogación de la ley Promesa y una coalición le exhortó a no desviarse de su posición oficial a favor un proceso de status justo, inclusivo y vinculante.

“Nos decepciona que el exvicepresidente no llegó a pedir la derogación de la ley, como muchos puertorriqueños han exigido”, indicó la coalición Power4PuertoRico, integrada por grupos de la diáspora y aliados.

La coalición, sin embargo, elogió que, con respecto a Promesa, Biden se comprometió a promover una auditoría de la deuda “para lograr la transparencia que se necesita y la invalidación de la deuda ilegal, revertir las paralizantes políticas de austeridad y proteger las pensiones y los servicios esenciales como la Universidad de Puerto Rico (UPR)”.

En torno al status, Biden dijo que impulsará un proceso de libre determinación con representación de “todas las opciones de status”, que sea justo y vinculante. “Después de cinco referendos no vinculantes, este es un cambio bienvenido”, sostuvo Power4PuertoRico.

Pero, la coalición advirtió a Biden que estar expresando su posición personal de que la estadidad es la opción más eficaz para garantizar acceso igual a programas y a representación a nivel federal, “está poniendo su pulgar en la balanza para una opción en particular, que es contraria a la posición establecida en su plan de campaña”.

Indicó que “el principio de autodeterminación requiere que un pueblo oprimido por el colonialismo estadounidense determine por sí mismo su propio destino” y que “los puertorriqueños están cansados de que los políticos intenten dirigir su situación y su futuro”.

En un mensaje anoche en Kissimmee, Florida, Biden habló sobre su plan para Puerto Rico e hizo claro que personalmente respalda la estadidad.

“Trabajaré con representantes que apoyen cada una de las opciones de status en Puerto Rico en un proceso justo y vinculante para que ellos puedan determinar su propio status. Creo que la estadidad sería el medio más eficaz de asegurar que los residentes de Puerto Rico sean tratados por igual, con la misma representación a nivel federal. Pero el pueblo de Puerto Rico debe decidir, y el gobierno federal debe respetar su decisión y actuar en función de la misma”, indicó Biden, quien, sin embargo, no tiene posición sobre el referéndum estadidad sí o no de noviembre.

Power4PuertoRico recordó que por el último año y medio pidieron a los aspirantes a la Casa Blanca publica planes de política pública sobre “la maraña de barreras que Washington ha puesto en el camino de Puerto Rico”.

“En general, el plan de políticas de Biden para Puerto Rico está en línea con las prioridades de Power 4 Puerto Rico” subrayó.

Power4PuertoRico lamentó además que no haya un respaldo de Biden a eximir a la isla de las normas federales de cabotaje.

Mientras, el Centro para la Democracia Popular destacó que el plan de Biden proponga proteger servicios básicos y “rechazado la austeridad” impuesta por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) creada por la ley Promesa para controlar las finanzas de la isla.

'Desafortunadamente, el plan sigue viendo a Promesa como la solución a largo plazo de la crisis financiera de Puerto Rico. Promesa y la JSF, no electa e irresponsable, no han logrado crear un plan sostenible para la recuperación económica y la salud fiscal. Mantenerlos perpetuaría muchas de las estructuras que llevaron a esta crisis y permitiría que continúe este sistema de opresión fiscal y colonial", afirmó Julio López Varona, codirector de las Campañas Comunitarias de Dignidad del Centro para la Democracia Popular.