Ricky Martin. (The Associated Press)

Washington D.C. – Con la presencia de Ricky Martin y Luis Fonsi, el exvicepresidente Joe Biden celebró esta noche el inicio del mes de la herencia hispana, con un evento en Kissimmee (Florida), dedicado a destacar su plan para Puerto Rico

Tras presentar horas antes su plan para Puerto Rico, Biden afirmó que está comprometido en asistir a la isla en su recuperación - después de desastres naturales y la pandemia del coronavirus-, con inversión en infraestructura, alivio ante una “deuda insostenible”, un incremento en fondos de educación, y en resolver el debate de status con representantes de “cada una de las alternativas”.

“Trabajaré con representantes que apoyen cada una de las opciones de status en Puerto Rico en un proceso justo y vinculante para que ellos puedan determinar su propio status. Creo que la estadidad sería el medio más eficaz de asegurar que los residentes de Puerto Rico sean tratados por igual, con la misma representación a nivel federal. Pero el pueblo de Puerto Rico debe decidir, y el gobierno federal debe respetar su decisión y actuar en función de la misma”, indicó Biden, según la traducción oficial de la campaña.

En un tuit, el presidente del Partido Nuevo Progresista (PNP) y candidato a gobernador, Pedro Pierluisi, consideró las expresiones de Biden - quien no tiene posición sobre el referéndum estadidad sí o no de noviembre-, como “un respaldo a la estadidad”.

Pierluisi tuiteó esta noche un vídeo que presenta solo los segundos en que Biden habló sobre lo que representa la propuesta de estadidad en términos de representación en el gobierno federal.

El exvicepresidente de EE.UU. indicó que “aún después de cuatro años en la presidencia”, “Donald Trump no puede entender la que la gente de Puerto Rico ya son ciudadanos estadounidenses". "(Los puertorriqueños) merecen tener un liderato en el gobierno que entienda que no hay espacio para una ciudadanía de segunda clase”, agregó.

En su mensaje, Biden recordó que el presidente Trump desvió fondos de asignaciones para construcciones militares en Puerto Rico, para el muro que quiere construir en la frontera con México.

“No voy a robar el dinero que se necesita desesperadamente para la reconstrucción en la isla con el fin de construir un muro que no hace nada para mantener a los estadounidenses a salvo. No voy a sugerir que vendamos o intercambiemos a Puerto Rico. No voy a tirar papel toalla a personas cuyas vidas acaban de ser devastadas por un huracán”, afirmó Biden.

En declaraciones al Miami Herald, Mercedes Schlapp, asesora de la campaña de Biden, indicó que el plan del candidato demócrata a la Casa Blanca deja sin atender “la corrupción que está estrangulando a la Isla”.

El evento fue inaugurado por el congresista demócrata boricua Darren Soto, quien representa el distrito en que se llevó a cabo.

Junto a la actriz Eva Longoria, el artista puertorriqueño Ricky Martin también participó de la actividad, que tuvo lugar en Kissimmee, Florida, el corazón de la diáspora boricua del estado péndulo con más votos electorales de los comicios del 3 de noviembre.

En el evento – que se transmitió por internet-, se mantuvo el distanciamiento físico y los oradores llegaron al podio con mascarillas.

Martin denunció que “por ocho meses el presidente de Estados Unidos se ha negado a implementar un plan que acabe” con la pandemia del coronavirus y mantuvo que Donald Trump fue a San Juan dos semanas después de la catástrofe del huracán María a lanzar “rollos de papel” y una sesión de fotos.

Con Biden, “siempre tendremos una silla en la mesa”, afirmó Martin, al indicar que el candidato presidencial demócrata “va a proteger a todos los puertorriqueños, no importa donde vidan, en Pensilvania, Florida o en la Isla”.

El artista boricua sostuvo que Biden “va a respetar la dignidad del pueblo puertorriqueño”.

“Esta es la elección más importante. Los puertorriqueños tenemos el poder para decidirla”, agregó Martin, en referencia a una diáspora que en términos de población representa casi un tercio de la comunidad hispana de Florida.

Longoria recordó que ex altos asesores del gobierno de Trump han revelado que el presidente preguntó si era posible vender o intercambiar la isla por Groenlandia.

Luis Fonsi, por su parte, contó que aunque es un puertorriqueño nacido en la Isla, se graduó de escuela secundaria en Orlando, por lo que considera que su vida refleja en gran medida la emigración boricua a este estado.

Biden “siempre estará ahí por Puerto Rico, no nos abandonará”, sostuvo Fonsi, quien entró a la actividad bajo el ritmo de su éxito “Despacito”.

El ex vicepresidente aprovechó la presencia de Fonsi para demostrar que tiene en su lista de canciones la popular canción.