El exgobernador Ricardo Rosselló cuando testificó en el caso judicial en que se impugnó su elección como delegado para cabildear por la estadidad.
El exgobernador Ricardo Rosselló cuando testificó en el caso judicial en que se impugnó su elección como delegado para cabildear por la estadidad. (Fotocaptura)

Washington D.C. – El exgobernador Ricardo Rosselló Nevares afirmó en la noche del miércoles que, para los funcionarios electos para cabildear por la estadidad, crear “fuerzas externas” que presionen a los miembros del Congreso puede ser una tarea más importante que tocar directamente la puerta de las oficinas de esos legisladores.

En un foro virtual de la National Puerto Rican Equality Coalition con cinco de los seis delegados electos para abogar por la estadidad ante el Congreso, Rosselló Nevares sostuvo que además del trabajo a favor del proyecto de ley pro estadidad será fundamental la presión que se pueda ejercer sobre los congresistas de cara a las elecciones legislativas de 2022.

“Nuestro objetivo es ¿cómo conseguimos que el Congreso actúe? Hay varias formas. Por supuesto, lo que todo el mundo discute es ir y tocar a las puertas y hablar con los congresistas o su personal. Eso es parte. Pero ni siquiera creo que sea la parte más importante. Ya tenemos una comisionada residente que tiene excelentes relaciones y lo ha estado haciendo durante un tiempo... Creo que necesitamos crear fuerzas externas para presionar al Congreso”, sostuvo.

Para Rosselló Nevares, el esfuerzo debe dirigirse a los medios, la comunidad puertorriqueña, electores hispanos, grupos cívicos y sectores que respalden la “igualdad”. A juicio de Rosselló Nevares – quien como gobernador auguró que Puerto Rico sería estado para agosto de 2022-, cuando los legisladores federales conozcan que “estaríamos avanzando en esa dirección” se podrían “alterar sus decisiones en este Congreso”.

Esta semana, el Tribunal Supremo de Puerto Rico desestimó las impugnaciones legales de la elección de Rosselló Nevares, quien hace dos años renunció a la gobernación en medio de multitudinarias protestas por casos de corrupción y la divulgación de un chat en el que junto a asesores cercanos se burlaban de amplios sectores del pueblo.

Rosselló Nevares fue electo por nominación directa en una consulta que tuvo lugar el pasado 16 de mayo en la que participó solo el 3.9% de los electores de Puerto Rico.

Pero, el hecho de que para la fecha de la votación era elector de Virginia - donde ha residido desde su renuncia a la gobernación- generó controversias judiciales sobre si cumplió con el requisito de vivir en Washington D.C. o Puerto Rico para ocupar el puesto y si ha estado domiciliado en la casa de sus suegros de San Juan.

Durante el proceso judicial en su contra, Rosselló Nevares dijo que había rentado una vivienda en Washington D.C., adicional a la casa que le compraron sus padres en Vienna, Virginia.

Rosselló Nevares ha indicado que mantendrá su trabajo en la empresa privada y no cobrará los $90,000 anuales de salario que estableció la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (Prfaa) para el puesto que ocupa.

Según la directora ejecutiva de Prfaa, Carmen Feliciano, el exgobernador, quien de todos modos debe desempeñar su nuevo puesto a tiempo completo, tampoco pedirá reembolsos por sus gastos.

Junto a Rosselló Nevares participaron del foro los otros tres delegados electos para cabildear ante la Cámara baja federal – Elizabeth Torres, la ex alcaldesa de Ponce María “Mayita” Meléndez y el ex asambleísta municipal de Guaynabo Roberto LeFranc Fortuño-, y la exsenadora Melinda Romero Donnelly, quien debe presionar por la estadidad en el Senado.

La única que no participó del evento fue la exsecretaria de Corrección Zoraida Buxó, electa para cabildear en el Senado.

Los funcionarios coincidieron en que a corto plazo la presión en el Congreso debe ser sobre los miembros del Comité de Recursos Naturales de la Cámara baja, cuyo presidente, el demócrata Raúl Grijalva (Arizona), ha indicado que espera llevar a votación este semestre los dos proyectos de status pendientes ante su comisión.

Meléndez sostuvo que ya ha hecho 26 citas para reuniones en el Congreso, tanto con legisladores como con asesores. Pero, sostuvo que no podían detallar todas sus estrategias para no alertar a la oposición política.

En la Cámara baja, el proyecto 1522 del demócrata puertorriqueño Darren Soto (Florida) y la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, impulsa un referéndum federal estadidad sí o no, el cual estaría atado a un proceso de admisión de la Isla como estado de Estados Unidos.

Mientras, el proyecto 2070 de las demócratas puertorriqueñas Nydia Velázquez y Alexandria Ocasio Cortez, electas por Nueva York, persigue vincular al Congreso con una Convención de Status y un referéndum de alternativas no territoriales.

Romero Donnelly, quien ha pronosticado que Puerto Rico será un estado antes de que termine el cuatrienio, afirmó que el proyecto 2070 es “la última oportunidad” de Velázquez para frenar la estadidad.

Torres sostuvo que el status territorial es una relación “abusiva” que debe terminar y dijo que el “activismo cívico” es la clave.

Aunque Grijalva quiere intentar aprobar un proyecto sobre el status político de la Isla en la Cámara baja federal, el liderato del Senado de Estados Unidos ha descartado echar hacia delante un proyecto a favor de la estadidad para Puerto Rico, luego del referéndum de noviembre pasado en el que esa alternativa obtuvo un 52.5% de los votos.

💬Ver comentarios