Ámbar Marrero Sierra, estudiante de la UPR Cayey.
Ámbar Marrero Sierra, estudiante de la UPR Cayey. (Suministrada)

Washington D.C.- Con un análisis que reflejó que un alto porcentaje de la población en Estados Unidos y sus territorios no puede costearse los servicios de salud dental, la estudiante universitaria puertorriqueña Ámbar Marrero Sierra ganó un simposio auspiciado por un programa del Instituto Nacional de Salud (NIH).

Los estudiantes que participaron del Simposio de Investigación de Estudiantes de Minorías, organizado por el Consorcio de Liderazgo Griego Negro (BGLC, por sus siglas en inglés), tenían que utilizar la base de datos del programa de investigaciones “Todos Nosotros” (All of Us) del NIH.

Para su presentación en el evento, que tuvo lugar el pasado 22 de mayo, Marrero Sierra, estudiante del programa de Biología de la facultad de Ciencias Naturales en la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Cayey, utilizó una encuesta cuantitativa hecha por el programa del NIH.

La alumna, quien aspira a ser dentista y estudiar en el Recinto de Ciencias Médicas de la UPR, obtuvo el primer lugar entre estudiantes de bachillerato

“Reafirma mi pasión por la salud oral y la profesional que me quiero convertir. Disfruté cada momento”, indicó, en una entrevista telefónica, en la que destacó el apoyo que tuvo de la profesora puertorriqueña Mercedes Morales Alemán, de la Universidad de Alabama.

Los datos de la encuesta que estaba en la base de datos de ‘All of Us’ son alarmantes. Por lo menos un 76% de las personas que tienen 50 años o más dicen que no pueden costearse los servicios de salud oral.

El porcentaje se eleva al 81% de los entrevistados en el caso de las personas que tienen entre 70 y 79 años.

La estudiante boricua destacó en su análisis que los datos de la Asociación Dental de Estados Unidos contrastan con la información recopilada por “All of Us”. Según la Asociación Dental, el 11.4% de los ciudadanos estadounidenses no pueden costearse la atención médica oral.

Marrero Sierra - residente en San Lorenzo-, indicó que las barreras principales que impiden el acceso a la salud oral son la falta de recursos económicos y que los planes médicos no cubran el procedimiento requerido.

Los datos del NIH permitieron examinar los casos de 76,840 personas. De esos, el 51.7% son blancos no hispanos, 21.18% negros, 16.57% hispanos, 3.26% de origen asiático. Los datos no estaban desglosados por etnia para poder analizar la respuesta de los puertorriqueños, sostuvo Marrero Sierra.

Entre sus conclusiones, Marrero Sierra señaló que se requiere una especial atención a la salud oral de los adultos mayores.

Pero, la estudiante boricua sostuvo que las alternativas pudieran incluir precios modificados dependiendo del salario del paciente. “Se tiene que actuar para mejorar el sistema de salud y proveer todas las oportunidades para las personas económicamente desventajadas”, agregó.

💬Ver comentarios