La comisionada residente Jenniffer González.
La comisionada residente Jenniffer González. (Suministrada)

Washington D. C. – La comisionada residente en Washington, Jenniffer González, solicitó al senador demócrata Joe Manchin que respalde la extensión a Puerto Rico de la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) cuando se retomen los esfuerzos para aprobar en el Senado la agenda social del presidente Joe Biden.

“De todas las disparidades a las que se enfrentan los estadounidenses que viven en los territorios ninguna es tan impactante para la conciencia como la disparidad en la asistencia disponible para los más vulnerables de nuestros ciudadanos, los ancianos y discapacitados que no ganan lo suficiente para cubrir sus necesidades básicas”, indicó González en una carta al senador por Virginia Occidental, con fecha del martes, 11 de enero.

Manchin, presidente del comité que tiene jurisdicción sobre los territorios en Puerto Rico, frenó en diciembre la aprobación de cualquier legislación con las iniciativas sociales de Biden que sea parecida a la aprobada en noviembre, solo con votos demócratas, en la Cámara de Representantes.

Las objeciones de Manchin han estado basadas, entre otras cosas, en el aumento en la inflación -en momentos en que el índice de precios para el consumidor ha tenido el mayor incremento en cuatro décadas-, y su oposición a medidas de cambio climático y a que se incluyan iniciativas que no son financiadas por los 10 años que permite un proyecto de reconciliación presupuestaria, que es como se tramita la legislación.

Hasta ahora, Manchin, presidente del Comité de Energía y Recursos Naturales, no ha tomado posición sobre las iniciativas específicas para Puerto Rico, relacionadas al SSI, Medicaid y créditos por empleos para corporaciones en territorios, pero que están bajo la jurisdicción del Comité de Finanzas, cuya dirección las ha respaldado.

Sin mencionarle que el costo de extender el SSI a Puerto Rico alcanzaría los $2,270 millones anuales, la comisionada González, quien hace caucus con los republicanos, indicó al senador Manchin que Puerto Rico recibe $26 millones bajo el programa federal de asistencia a los adultos mayores pobres, personas ciegas y discapacitados, conocido por sus siglas en inglés AABD, al que se le agregan $6.2 millones de fondos puertorriqueños.

Por medio de AABD, sus beneficiarios solo reciben una asistencia de $82 mensuales. Mientras, la Administración del Seguro Social calculó hace una década que en 2011 el pago promedio mensual del SSI a residentes de Puerto Rico, de haber aplicado, hubiese sido de $422, sostuvo la comisionada.

En Estados Unidos y las Islas Marianas del Norte, el único territorio en el que está vigente el SSI, el beneficiario promedio recibe $586.

No está claro si los demócratas del Senado podrán revivir un proyecto tan abarcador como la legislación con las iniciativas sociales que fue aprobada en la Cámara baja, pero de ocurrir, González quiere que Manchin “considere el impacto de la extensión del SSI” en Puerto Rico, Samoa americana, Guam y las Islas Vírgenes estadounidenses, donde no está vigente.

En diciembre, el líder de la minoría republicana del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, Kevin Brady (Texas), cuestionó los esfuerzos demócratas por extender a Puerto Rico el SSI al advertir que el análisis que hace la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO, en inglés) en el proyecto con la agenda social de Biden sobre el costo de esa propuesta es mucho menor al de la Administración del Seguro Social.

Mientras la Administración del Seguro Social calcula en más de $23,000 millones anuales el impacto de extender el SSI a Puerto Rico, Samoa americana, Guam y las Islas Vírgenes estadounidenses, el análisis del CBO alegó que el costo sería de $268 millones anuales.

La carta de Brady fue divulgada en Twitter por el grupo Boricuas Unidos en la Diáspora (BUD) que escribió el 8 de diciembre a Manchin y su colega demócrata Kyrsten Sinema (Arizona) para pedirles que en vez de medidas que incentiven la dependencia en Puerto Rico, opten por propuestas dirigidas a la descolonización y a la reparación económica.

Un día antes, el presidente de la Cámara de Representantes de Puerto Rico, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, también escribió a Manchin para pedirle su respaldo a las propuestas para Puerto Rico en la agenda social del presidente Biden.

El proyecto de reconciliación presupuestaria con las iniciativas sociales de Biden incluye la extensión del SSI a Puerto Rico a partir de 2024, aumentar a $3,600 millones anuales las asignaciones de Medicaid y otorgar créditos por empleos de por lo menos $10,000 a corporaciones estadounidenses que llevan tres años radicadas en los territorios de Estados Unidos.

Por tratarse de un proyecto de reconciliación presupuestaria, los demócratas pueden aprobar la medida por mayoría simple. Pero, requieren asegurar, en un Senado dividido 50 a 50, el respaldo de todo su caucus, al que se puede sumar el voto de la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris.

En general, el proyecto de ley aprobado en la Cámara baja, que tendría un costo de alrededor de $1.75 billones (trillions en inglés), propone, entre otras cosas, un programa de prekínder universal, asistencia para financiar el pago de centros de cuido, expandir Medicare, asignar cientos de miles de millones de dólares a medidas contra el cambio climático y en favor de la vivienda pública.

💬Ver comentarios