Joe Biden a su salida de la reunión de hoy con la Asociación de Gobernadores. (Andrew Harnik)

Washington D.C.- El presidente electo, Joe Biden, afirmó hoy que los esfuerzos de Donald Trump por tratar de revertir el mandato electoral le harán ver como “uno de los presidentes más irresponsables en la historia de Estados Unidos”.

“Es increíblemente irresponsable. Se le envían mensajes dañinos al mundo de cómo funciona la democracia”, indicó Biden, al reaccionar a informes de que Trump invitó a los presidentes de las cámaras legislativas de Michigan a una reunión mañana en la Casa Blanca, luego de que ambos descartaran escoger los miembros del colegio electoral por encima de la voluntad de los electores de su estado.

Michigan puede certificar a principios de la semana próxima la victoria de Biden, exvicepresidente de Estados Unidos, en ese estado, donde aventajó al presidente Trump por cerca de 150,000 votos.

Según informes, Trump también telefoneó a Monica Palmer, quien fue una de dos comisionados electorales republicanos del condado de Wayne que durante unas horas rehusaron certificar en su jurisdicción la victoria de Biden, a lo que luego accedieron.

Biden no descartó iniciar acción legal para que el gobierno de Trump comience la transición, pero por ahora dijo que considera que una demanda no necesariamente va a poder acelerar ese proceso.

El presidente electo de Estados Unidos hizo sus comentarios en una conferencia de prensa, en Delaware, tras una vídeo conferencia con la dirección de la Asociación de Gobernadores - incluidos republicanos-, para discutir los preparativos necesarios para poner en marcha la distribución de la vacuna contra el coronavirus que empresas farmacéuticas intentan tener lista para finales de año.

Tanto Biden como la vicepresidenta electa, Kamala Harris -quien participó de la vídeo conferencia-, indicaron que la meta es proveer más pruebas de diagnóstico del COVID-19 y vacunas gratuitas, en momentos en que las muertes a causa de esa enfermedad rondan las 252,000 en Estados Unidos.

Biden ha indicado que el retraso en la puesta en marcha del proceso de transición puede afectar la distribución de las vacunas.

Los gobernadores le acentuaron que se requerirán fondos para financiar la movilización de la Guardia Nacional y que ese debe ser uno de los programas a incluirse en un próximo proyecto para estimular la economía.

Biden sostuvo que una próxima legislación, que debería aprobarse antes de fin de año, debería además incluir fondos para asistir fiscalmente a los gobiernos estatales y locales.

“Necesitamos llegar a las comunidades tradicionalmente desatendidas que están siendo las más afectadas por la pandemia: comunidades negras, morenas, latinas, nativas americanas, pueblos pequeños y comunidades rurales”, sostuvo Biden.

También insistió en que debe haber un mandato a nivel federal para el uso de mascarillas, pero rechazó la idea de que se ordene un tipo de “cierre nacional”.

“Tenemos que unirnos como país…Tenemos que ser claros con el pueblo estadounidense para no crear falsas expectativas”, indicó Biden, en una conferencia de prensa tras la reunión, encabezada por los copresidentes de la Asociación de Gobernadores, Andrew Cuomo (Nueva York) y Asa Hutchinson (Arksansas).

Otros gobernadores que participaron de la reunión fueron los republicanos Larry Hogan (Maryland), Gary Herbert (Utah) y Kay Ivey (Alabama), y los demócratas Gretcher Whitmer (Michigan), Charlie Baker (Massachusetts), Michelle Lujan Grisham (Nuevo México) y Jared Polis (Colorado).

Biden, por otro lado, dijo que tan pronto como la semana próxima puede nombrar a su secretario del Tesoro. Entre las candidatas al puesto se menciona a la economista Lael Brainar, una exsubsecretaria del Tesoro. Otra que es mencionada es Janet Yellen, quien fue presidenta de la Reserva federal.

Aunque no adelantó el nombre, sostuvo que ya seleccionó a la persona.