Kamala Harris fue presentada oficialmente como aspirante a la vicepresidencia de Estados Unidos. (The Associated Press)

Washington D. C.- La senadora demócrata Kamala Harris se presentó hoy junto a Joe Biden por vez primera como aspirante a la vicepresidencia, con un llamamiento para que “en 83 días” Estados Unidos vote contundentemente por un “mejor futuro” y deje atrás la era de “Donald Trump y Michael Pence”.

Necesitamos más que una victoria el 3 de noviembre. Necesitamos un mandato para demostrar que estos pocos años (del gobierno de Trump) no representan lo que somos”, indicó Harris, de 55 años, a quien el exvicepresidente Biden seleccionó el martes como candidata demócrata a la vicepresidencia.

De ser electos en noviembre, Harris, senadora por California, se convertirá en la primera mujer vicepresidenta de Estados Unidos.

Como parte de la convención presidencial demócrata, Harris se convertirá oficialmente la semana próxima en la primera mujer afroamericana en ser candidata a la vicepresidencia de Estados Unidos en representación de uno de los dos partidos principales. También sería la primera de origen de la India, de donde es su mamá. Su padre es natural de Jamaica.

Haciendo alusión al movimiento “Black Lives Matter”, Harris dijo que en medio de la emergencia del coronavirus y la rebelión social en contra del racismo y la brutalidad policial, los héroes de este momento son los que desempeñan tareas esenciales y defienden los derechos civiles.

“Ustedes son los héroes de nuestros tiempos”, indicó Harris, quien recordó que sus padres se conocieron en las protestas a favor de los derechos civiles de la década de 1960. Para la senadora demócrata, “hay una razón por la que (el coronavirus) ha afectado a Estados Unidos peor que a cualquier otra nación avanzada...porque Trump no se lo tomó en serio desde el principio”.

Harris afirmó que “tenemos un presidente que piensa más en él que en la gente que lo eligió…en 83 días tenemos de la oportunidad de escoger un mejor futuro”.

“Este es un momento de consecuencias reales para Estados Unidos. Todo lo que nos importa -nuestra economía, nuestra salud, nuestros hijos, el tipo de país en el que vivimos- está en juego”, agregó.

Biden indicó que presentaba a Harris en el tercer aniversario de los incidentes de Charlotesville, Virginia, ocurridos en medio de manifestaciones de grupos supremacistas que se tornaron violentas.

El exvicepresidente Biden llenó de elogios a su antigua oponente durante las primarias presidenciales demócratas, al indicar que “ha trabajado duro y nunca ha rehuido un reto”.

Biden, quien desde las primarias se ha descrito como un presidente de transición – tendría 78 años si juramenta en enero como inquilino de la Casa Blanca-, afirmó que la senadora por California “es inteligente, fuerte, sabe cómo gobernar, tomar las decisiones correctas y realizar este trabajo desde el día 1”.

Los dos recordaron a Beau Biden, el fallecido hijo del exvicepresidente, quien fue fiscal general de Delaware cuando Harris ocupaba ese puesto en California. Beau Biden, quien falleció de cáncer del cerebro, y Harris forjaron una estrecha amistad ocupados con las medidas que tuvieron que implantar en medio de la recesión financiera de finales de la primera década del siglo.

La presentación formal de Harris tuvo lugar en una escuela secundaria de Wilmington, Delaware, en medio de la pandemia del coronavirus, a solo cinco días del comienzo de la convención presidencial demócrata, que – debido a la pandemia del coronavirus, que le ha costado la vida a más de 165,000 personas en Estados Unidos-, se desarrollará de forma virtual entre el 17 y 20 de agosto.

Los demócratas propusieron y los estadounidenses eligieron dos veces al primer presidente afroamericano, Barack Obama.

En 2016, tuvieron por vez primera una mujer como candidata a la presidencia, en Hillary Clinton, quien perdió frente a Trump.

Ahora, en medio de la rebelión social contra el racismo y la brutalidad policial, Biden seleccionó a Harris quien fue fiscal y secretaria de Justicia de California antes de ser electa en 2016 como senadora.

Cuando era precandidata presidencial demócrata - un día después de la renuncia de Ricardo Rosselló Nevares a la gobernación de Puerto Rico-, Harris afirmó que el Congreso estadounidense debe atender los problemas de fondo de las relaciones políticas y económicas entre Puerto Rico y Estados Unidos.

“Puerto Rico ha estado sufriendo mucho antes de los huracanes de 2017 y los recientes escándalos de corrupción”, indicó en unos comentarios que publicó en medium.com. Como senadora ha abogado por acceso igual de Puerto Rico a asistencia alimentaria y rechazado la detonación al aire libre de las municiones que dejó la Marina de Guerra en la Isla de Vieques.

El exvicepresidente Biden - aunque no ha publicado un plan oficial como candidato a la Casa Blanca-, se ha expresado a favor de la libre determinación de Puerto Rico, un mejor acceso a programas federales como Medicaid y comprometido a agilizar el desembolso de fondos para la recuperación de la Isla.

“Al igual que yo, uno de sus papás es de la India. Hay ahí una historia bonita de inmigrantes que es importantes que se cuente y que va a movilizar gente hispana e inmigrantes que se han sentido ofendidos por el nacionalismo de Donald Trump”, indicó el portavoz del Partido Popular Democrático (PPD) en el Senado, Eduardo Bhatia, quizá el único líder político conocido en la isla que expresó apoyo a Harris como precandidata presidencial.

Bhatia, quien ahora es delegado de Biden a la convención presidencial, conoció a Harris en 2019, a través de la hermana de la senadora, Maya Harris y su marido, Tony West, con quienes estudió en la Escuela de Derecho de la Universidad de Stanford, en California.

“En momentos en que ha habido fuertes protestas por el racismo institucionalizado, ella puede contribuir a romper barreras y ayudar en la lucha contra el racismo, así como continuar avanzando la lucha de la mujer por la igualdad”, indicó el excomisionado residente en Washington Pedro Pierluisi, precandidato del PNP a gobernador.

En su declaración, en momentos en que el liderato republicano del Senado y el presidente Donald Trump han cerrado la puerta a la idea de que Puerto Rico pueda ser un estado de Estados Unidos, Pierluisi subrayó que confía en que “Biden y Harris acogerán nuestra lucha por la igualdad también”, en referencia a la propuesta de estadidad para Puerto Rico que impulsa el PNP.

La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, precandidata del PPD a gobernadora, se reunió con la senadora Harris el 4 de octubre de 2018, un año después del huracán María.

Aquel día, dijo Cruz, hablaron de la importancia de la alcaldesa haberle advertido al pueblo de Estados Unidos la magnitud de la emergencia en la Isla tras el huracán María, la situación de la Universidad de Puerto Rico (UPR) y sobre cómo el presidente Donald Trump “había discriminado en contra del pueblo puertorriqueño”. “Me parece que (Harris) es una persona capaz de hacer alianzas”, sostuvo la alcaldesa de San Juan.

La campaña de Trump ha querido describir a Harris como una “radical” de California, aunque el propio presidente, como ciudadano privado le donó dinero. Harris, entonces candidata a fiscal general, reasignó aquel dinero a grupos sin fines de lucro.

Trump también ha indicado que Harris es “desagradable”, criticándole sus interrogatorios al ahora juez del Tribunal Supremo de Estados Unidos. Para Biden, eso es reflejo de la inseguridad de Trump frente a una “mujer fuerte”

La selección de Harris generó un alto nivel de entusiasmo y orgullo, particularmente, entre las mujeres demócratas negras. “Tengo lágrimas en mis ojos, pero alegría en mi alma”, tuiteó la congresista Sheila Jackson Lee (Texas), tan pronto Biden confirmó la selección de la senadora Harris.