“La Casa Blanca no tiene conocimiento de alguna participación federal en la selección. Las preguntas deben ser hechas a la AEE”, indicó Raj Shah, subsecretario de Prensa de la Casa Blanca. (Archivo)
La Casa Blanca anunció la decisión sobre Medicaid.

Washington D.C. – El Departamento de Salud de Estados Unidos ha interpretado que la ley de 2019 que incrementó a cerca de $2,900 millones los fondos anuales de Medicaid para Puerto Rico elevó permanentemente esa asignación, incluyendo un ajuste anual por inflación en el costo de los servicios médicos.

La Casa Blanca informó esta tarde que eso representará una inversión de más de $3,000 millones anuales “a perpetuidad” que evitaría a corto plazo un abismo fiscal en el sistema de salud de Puerto Rico.

Para el año fiscal federal 2022, que empieza el 1 de octubre, la asignación puede alcanzar los $2,943 millones, según la comisionada residente en Washington, Jenniffer González.

Aunque la decisión del Departamento de Salud federal evita un precipicio fiscal de $2,400 millones en el sistema de salud a partir del 1 de octubre, todavía será necesario revisar la tasa de pareo de cara al año fiscal federal 2022, para evitar un déficit el próximo año.

“Es por eso que se debe legislar ahora”, dijo la directora ejecutiva de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (Prfaa), Carmen Feliciano.

Por medio de la ley temporal vigente, el gobierno federal aporta el 76% de los fondos por cada servicio de Medicaid. Pero, la aportación federal volvería a caer al 55% de la ley permanente sin una nueva legislación antes del 1 de octubre.

“Esto mantiene el nivel de los fondos expandidos existentes para Medicaid en Puerto Rico, y es un paso hacia la paridad para la isla. Esperamos trabajar con el Congreso para abordar la tasa de pareo para Puerto Rico que, sin la acción del Congreso, volverá a niveles inaceptables” , indicó la Casa Blanca.

La comisionada González,sostuvo que el financiamiento proyectado reduce el riesgo de déficits futuros, pero no los elimina. “Es probable que Puerto Rico todavía proyecte un déficit de fondos federales para el año fiscal 2022, aunque probablemente llegará más tarde en el año fiscal de lo que se anticipó originalmente”, dijo la comisionada.

González sostuvo que si la tasa de aportación federal por servicio de Medicaid - conocida por sus siglas en inglés FMAP-, queda otra vez en 55%, “Puerto Rico tuviera que generar más de $600 millones” de su presupuesto en 2022.

“Al prepararnos para calcular los montos del año fiscal 22 para cada territorio, notamos que los cálculos y fórmulas, como se establece en el estatuto, dieron como resultado montos que eran más altos de lo que anticipaban muchas partes interesadas. Las nuevas cantidades limitadas crecerán anualmente a base de la tasa de inflación por servicios médicos”, indicó una portavoz de la Casa Blanca.

La comisionada González dijo que había pedido al Departamento de Salud federal la posibilidad de resolver la asignación de forma administrativa.

El análisis legal determinó que no requieren una nueva ley para mantener el mismo nivel de asignaciones, pero que sí necesitan el visto bueno del Congreso para volver a aumentar la tasa de pareo o FMAP.

Los planes del liderato del Congreso han sido utilizar la resolución de continuidad del presupuesto que se debe aprobar antes de fin de mes - para evitar un cierre parcial del gobierno federal-, con el propósito de incluir una asignación de cuatro o cinco años del programa Medicaid de cerca de $15,000 millones, más o menos el mismo promedio anual que contempla asignar el Departamento de Salud de Estados Unidos.

Pero, la industria de la salud y el gobierno de Puerto Rico se habían quejado de que la asignación propuesta por el Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes no solo se quedaba corta de la paridad, sino que no incluía un mecanismo para elevar los fondos a base de la inflación en el costo de los servicios médicos.

“Con esto mejoro el acuerdo”, indicó la comisionada González, quien aún confía en que el liderato demócrata agregue a la resolución de continuidad del presupuesto una nueva asignación de Medicaid partiendo de un techo de $2,900 millones, en vez de los $392.5 millones que se pensaba era la asignación por ley permanente.

González indicó que debe aún incluirse otros fondos, como la asignación los $200 millones anuales que se otorgan mientras se garantice que el 70% del dinero queda en manos de los proveedores de salud. “Quiero llevar la asignación a $3,500 millones anuales”, sostuvo.

Puerto Rico solo ofrece 10 de los 17 programas de Medicaid. “Esta asignación debe aumentarse a $4,500 millones federales y $700 millones estatales, con una tasa FMAP de 83% para poder cumplir con todos los requisitos establecidos por Medicaid”, señaló Javier Llano, cabildero de la firma Capitol Advisors y quien representa a la aseguradora MCS.

💬Ver comentarios