El costo de la póliza de terremoto será a $1.50 por cada $1,000 del valor de la propiedad. Por ejemplo, si la propiedad está valorada en $100,000, la póliza saldría en $150 anuales. (GFR Media)
OxFam advirtió que el promedio de asistencia a individuos para reparar sus viviendas, tras los terremotos de 2020, alanza solo unos $3,000.

Washington - La organización internacional antipobreza OxFam afirmó que el gobierno de Donald Trump repite su respuesta ineficiente del huracán María con el trato a los damnificados de los continuos terremotos que han estremecido a Puerto Rico desde principios de año.

“Esa actitud que presenta Trump cuando pensó si es posible vender a Puerto Rico” se refleja en el trato a la Isla y la limitada distribución de asistencia tras los terremotos, dijo Adi Martínez Román, analista de Política Pública sobre Puerto Rico en la oficina de Washington D.C. de OxFam.

Martínez Román indicó que los ciudadanos damnificados por los terremotos en la Isla, principalmente en el sur, han recibido un promedio de poco más de $3,000 en asistencia de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) para reparar sus viviendas, lo que representa una ayuda muy limitada.

“La respuesta de FEMA deja mucho que desear en cuanto al acceso de las personas a la ayuda individual”, indicó.

Los datos de FEMA indican que la asistencia a individuos en la Isla para atender los daños causados por los terremotos suma $58.1 millones. De esos, $39.8 millones han sido distribuidos a ciudadanos para reparar sus casas y otros $7 millones para reemplazar viviendas.

FEMA ha aprobado 13,553 solicitudes de asistencia de individuos, según su hoja informativa. En términos de asistencia pública, FEMA ha aprobado unos $575 millones después de los terremotos.

La Casa Blanca y la mayoría republicana del Senado frenaron en febrero un proyecto demócrata aprobado en la Cámara de Representantes que asigna $4,900 millones para mitigar desastres naturales, principalmente los terremotos en Puerto Rico.

Recientemente, la gobernadora Wanda Vázquez Garced ha presionado a favor de esa medida.

El pasado 12 de junio, Vázquez Garced envió a Trump un informe sobre los terremotos de 2020 que indica si se quiere reconstruir a base de los más altos estándares, la inversión deberá estar entre los $4,395 millones y $8,369 millones, debido a la “vulnerabilidad de la isla a desastre naturales”.

La Casa Blanca, por su parte, considera que la Isla puede recibir la ayuda federal necesaria través del fondo para atender desastres de FEMA, que en junio contaba con $70,000 millones, pero ha acentuado que la respuesta a los desastres naturales es una “responsabilidad” compartida con el gobierno de la Isla.

El gobierno federal no reclama y nunca ha reclamado que su rol es compensar completamente todos los daños causados por una tormenta. Esta es siempre una responsabilidad conjunta federal-estatal (territorial)”, indicó un funcionario de la Casa Blanca que explicó, bajo anonimato, la posición del gobierno de Trump después de recibir el informe de la gobernadora Vázquez.

OxFam, no obstante, considera que las oportunidades de obtener asistencia federal adicional para vivienda a través de FEMA ya no existe para miles de familias. “El 70% de las solicitudes de asistencia individual han sido denegadas o están pendientes de solucionarse”, dijo Martínez Román.

Tras la pandemia del coronavirus, además, FEMA ha reducido a la mitad los centros para atender público en la Isla, lo que limita las oportunidades de los que no tienen acceso a internet- que son más del 40% de la población-, a comunicarse con esa oficina federal, agregó.

OxFam ha propuesto a las autoridades de Estados Unidos y Puerto Rico crear un grupo de trabajo formal de la sociedad civil para asistir con la recuperación y reconstrucción de la Isla tras el huracán María de septiembre de 2017 y los terremotos de este año.

El presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara baja federal, el demócrata Raúl Grijalva, promovió la idea como parte de una propuesta para crear un coordinador federal de la Reconstrucción, que incluyera representación de grupos comunitarios en las oficinas federales vinculadas al proceso de recuperación de la Isla, como FEMA y el Departamento de Vivienda federal (HUD).

Grijalva excluyó después ese lenguaje de su proyecto para hacer enmiendas a la ley Promesa, en medio de la oposición de algunos sectores a una nueva capa de autoridad federal, y después de que el presidente Trump nombrara su oficial a cargo de la reconstrucción de Puerto Rico, el contralmirante Peter Brown.

OxFam, sin embargo, espera que el congresista demócrata Jesús “Chuy” García promueva ese tipo de propuesta en un proyecto de ley independiente. “Se siguen tomando decisiones que no toman en cuenta la realidad de las comunidades” y se insiste en centralizar la respuesta a los desastres naturales, sostuvo Martínez Román, una estrategia que no ha funcionado.