Carretera del sector Los Pinos del Barrio Llanos en Aibonito.
Carretera del sector Los Pinos del Barrio Llanos en Aibonito. (Carlos Rivera Giusti)

Nota del editor: te invitamos a mantenerte bien informado durante esta emergencia. Accede libre de costo a todas las noticias y actualizaciones relacionadas con el paso del huracán Fiona por Puerto Rico. Gracias por apoyar el periodismo responsable. Suscríbete hoy.

Washington D.C. – Bajo la asistencia a individuos y familias de FEMA, en caso de desastres, los residentes de los 58 municipios de Puerto Rico declarados hasta el momento zonas de desastre por el presidente Joe Biden, debido al paso del huracán Fiona, podrán reclamar ayuda económica y servicios directos para cubrir necesidades que no provee un seguro.

Según las normas de FEMA, la asistencia individual y para familias “no sustituye al seguro y no puede compensar todos los daños causados por un desastre”.

“La asistencia es destinada a satisfacer sus necesidades básicas y complementar los esfuerzos de recuperación del desastre”, indica FEMA en su portal.

Según FEMA, la asistencia puede incluir:

-Fondos para vivienda provisional durante el tiempo en que no puede vivir en su hogar, tal como la asistencia de alquiler, o el reembolso de gastos de hotel.

-Una unidad de vivienda temporal, si se aprueba para el desastre, durante el tiempo en que no puede usar la asistencia de alquiler debido a la falta de recursos de vivienda disponibles.

-Fondos para ayudar con la reparación o reemplazo de casas que son ocupadas por sus dueños y que representan la residencia principal de la familia, incluyendo las rutas de acceso privadas, tales como las entradas, calles, o puentes.

-Fondos para otros gastos y necesidades graves a causa del desastre cuando no hay cobertura o la cobertura del seguro no es suficiente, tales como reparaciones o reemplazo de propiedad personal y vehículos, o fondos para la mudanza y almacenamiento, gastos médicos o dentales, cuidado de niños, costes de funeral, y varios otros artículos que son aprobados por el gobierno de su estado, territorio, o tribu.

La ley federal sobre la intimidad de las personas requiere que FEMA obtenga el consentimiento por escrito de la persona que solicita la asistencia, para sí poder compartir la información con una tercera entidad.

Como parte de un programa independiente para los residentes de los 58 municipios incluidos en la declaración de zona de desastre, el presidente Joe Biden elevó de $500 a $700 la asistencia por “necesidades críticas”, para ayudar a las personas a manejar la emergencia en espera de las evaluaciones de FEMA.

Asistencia Pública

El otro tipo de asistencia que FEMA provee es para las entidades de gobierno, que es la que se ofrece a dependencias estatales, de condados y municipios.

Puede incluir, además, a algunas organizaciones sin fines de lucro que proporcionen servicios públicos esenciales “como la educación, irrigación, y cuidados médicos, de emergencia o de rehabilitación, ya sean temporales o permanentes”.

Aunque la declaración de zona de desastre mayor del presidente Joe Biden incluye la asistencia pública en 58 municipios, provee para asistencia pública en los 78 pueblos de la isla.

La ley federal permite a FEMA financiar el 75% de los costos elegibles. Los gobiernos estatales y locales deben aportar el 25%.

Pero, el presidente Biden enmendó la declaración de zona de desastre para autorizar que por 30 días el gobierno federal financie plenamente las tareas de emergencia en Puerto Rico relacionadas con el restablecimiento de los sistemas de electricidad y agua, rescate y búsqueda de supervivientes, refugio, suministro de alimentos y remoción de escombros.

En su petición al presidente Biden, el gobernador Pedro Pierluisi había solicitado qun pleno financiamiento de FEMA durante los primeros 30 días y que luego fuera del 90%.

FEMA indicó que los fondos que otorga bajo asistencia pública, “ayudan a limpiar las comunidades afectadas por los escombros causados por desastres, reparar las calles y puentes que las personas usan todos los días, restablecer los servicios públicos y sistemas de agua, reparar hospitales y servicios de emergencia, reconstruir escuelas y universidades y restaurar el equipo en parques públicos”.

Los municipios incluidos originalmente en la declaración de desastre para asistencia individual son Adjuntas, Aguas Buenas, Aibonito, Arroyo, Barranquitas, Bayamón, Caguas, Canóvanas, Carolina, Cataño, Cayey, Ceiba, Ciales, Cidra, Coamo, Comerío, Corozal, Dorado, Fajardo, Florida, Guayama, Guayanilla, Guaynabo, Gurabo, Humacao, Jayuya, Juana Díaz, Juncos, Lares, Las Piedras, Luquillo, Maricao, Maunabo, Morovis, Naguabo, Naranjito, Orocovis, Patillas, Peñuelas, Ponce, Río Grande, Salinas, San Juan, San Lorenzo, Santa Isabel, Toa Alta, Toa Baja, Trujillo Alto, Utuado, Vega Alta, Vega Baja, Vieques, Villalba, Yabucoa, y Yauco.

Añasco, Hormigueros y Mayagüez fueron añadidos esta tarde a la declaración de zona de desastre para asistencia individual, para un total de 58.

💬Ver comentarios