Vista aérea del sector Cerrillos, en Cabo Rojo, con los remanentes de la crecida del río Guanajibo que inundó gran parte de la zona tras el paso del huracán Fiona.
Vista aérea del sector Cerrillos, en Cabo Rojo, con los remanentes de la crecida del río Guanajibo que inundó gran parte de la zona tras el paso del huracán Fiona. (Jorge A Ramirez Portela)

Nota del editor: te invitamos a mantenerte bien informado durante esta emergencia. Accede libre de costo a todas las noticias y actualizaciones relacionadas con el paso del huracán Fiona por Puerto Rico. Gracias por apoyar el periodismo responsable. Suscríbete hoy.

--

Washington D.C. – El gobierno de Puerto Rico solicitó asistencia individual y pública para los 78 municipios de la isla, como parte de la petición para que el presidente Joe Biden declarara una zona de desastre mayor tras el azote del huracán Fiona.

La carta del gobernador Pedro Pierluisi –y otro documento suministrado por La Fortaleza–, contradice expresiones la Agencia Federal el Manejo de Emergencias (FEMA) en torno a la decisión de excluir, inicialmente, 20 municipios de la asistencia individual, aunque esta tarde ese total se redujo a 17.

En su petición al presidente Biden –por medio de la región 2 de FEMA, con sede en Nueva York–, Pierluisi indica claramente que la asistencia es solicitada para toda la Isla.

Esta mañana, un portavoz de FEMA señaló que la decisión de incluir primero 55 de los 78 municipios en la asistencia individual para personas afectadas por Fiona se basó en la solicitud que hizo el gobierno de Puerto Rico. “Eso es lo que recibimos de parte del gobierno de Puerto Rico. Pero, estamos llevando a cabo evaluación de daños”, indicó a El Nuevo Día el portavoz de FEMA en Washington D.C.

Los municipios incluidos en la declaración de desastre para asistencia individual son Adjuntas, Aguas Buenas, Aibonito, Arroyo, Barranquitas, Bayamón, Caguas, Canóvanas, Carolina, Cataño, Cayey, Ceiba, Ciales, Cidra, Coamo, Comerío, Corozal, Dorado, Fajardo, Florida, Guayama, Guayanilla, Guaynabo, Gurabo, Humacao, Jayuya, Juana Díaz, Juncos, Lares, Las Piedras, Luquillo, Maricao, Maunabo, Morovis, Naguabo, Naranjito, Orocovis, Patillas, Peñuelas, Ponce, Río Grande, Salinas, San Juan, San Lorenzo, Santa Isabel, Toa Alta, Toa Baja, Trujillo Alto, Utuado, Vega Alta, Vega Baja, Vieques, Villalba, Yabucoa, y Yauco.

Añasco, Hormigueros y Mayagüez fueron añadidos esta tarde a la declaración de zona de desastre para asistencia individual, para un total de 58.

Luego, el portavoz emitió una declaración adicional: ““Recibimos la petición del gobernador para una declaración urgente de desastre mayor, y según los datos y evaluaciones disponibles recomendamos los municipios para los cuales teníamos los datos para substanciar que se obtengan recursos para los sobrevivientes lo antes posible. Mientras continuamos con evaluaciones de daños, podemos agregar municipios conforme esas evaluaciones se completen y sean adjudicadas. Tenemos equipos en Puerto Rico llevando a cabo evaluaciones los cuales también usarán evaluaciones aéreas e imágenes satelitales para agilizar nuestra revisión”.

Debido a que se hizo una solicitud expedita de declaración de desastre mayor, el gobierno de Puerto Rico no tuvo que completar una evaluación preliminar conjunta de daños, indicó un experto.

El gobernador o su representante autorizado todavía puede solicitar incluir otros municipios.

El gobernador Pierluisi había pedido también que se eximiera a Puerto Rico durante los próximos 30 días de aportar el 25% de costo de la asistencia pública –es decir, que el gobierno federal la financie al 100%–, y que luego el gobierno federal aporte el 90%. Esta tarde, el presidente Joe Biden anunció que financiará en un 100% las tareas de emergencia relacionadas con el restablecimiento de los sistemas de electricidad y agua, rescate y búsqueda de supervivientes, refugio, suministro de alimentos y remoción de escombros.

Anoche, la Casa Blanca divulgó la declaración en la que el presidente Biden determinó que Puerto Rico es una zona de desastre mayor debido a los daños causados por el huracán Fiona.

La declaración permite a FEMA, a partir de hoy, ofrecer asistencia individual en 58 municipios. Mientras, autoriza ofrecer asistencia pública al gobierno central, municipios y otras dependencias en toda la Isla.

El portavoz de FEMA exhortó a los ciudadanos a comunicar sus daños a las agencias de manejo de emergencia locales, de cara a una posible inclusión de otros municipios en la declaración de zona de desastre.

Decisión “incorrecta”

En respuesta a la molestia de algunos alcaldes y alcaldesas cuyos municipios fueron excluidos de la declaración de Biden, el portavoz de FEMA en Puerto Rico, Orlando Rivera, reiteró este jueves que el listado no es final, y que en un futuro podría ser enmendado para incluir más pueblos que fueron impactados por el ciclón atmosférico.

“Esa declaración presidencial está sujeta a que eventualmente se puedan añadir más municipios, esto no es una decisión final y quiero dejar eso meridianamente claro”, señaló. A preguntas sobre los criterios que utilizó la Casa Blanca para excluir a ciertos municipios, Rivera indicó no tener contestación.

Por su parte, el secretario de Estado, Omar Marrero, aclaró que los 78 municipios fueron incluidos en la parte de asistencia pública para responder a la emergencia.

“Las dos categorías de emergencia que son aplicables a esta fase del desastre, es la categoría A, que es la remoción de escombros, y la categoría B de medidas de emergencia, que incluyen proveer provisiones y comida a la gente que lo necesite, agua a las comunidades que lo necesiten, establecer generadores o tomar medidas preventivas para salvar vida y proteger propiedad, es para estabilizar”, explicó. “En el caso de los municipios, cualquier necesidad que ellos tengan o sus comunidades, para estabilizar esta fase de emergencia, fueron incluidas en la declaración presidencial de desastre mayor bajo la categoría de asistencia pública”, abundó.

Para Marrero, los ayuntamientos que quedaron fuera de la declaración presidencial fueron excluidos “incorrectamente”, y mencionó que diversas agencias locales estarán visitando los municipios para levantar información preliminar que pueda evidenciar la necesidad de asistencia.

“FEMA, el Negociado de Emergencias con su comisionado Nino Correa, el Departamento de Seguridad Pública (y) la Oficina Central de Recuperación (COR3) estarán en la calle levantando esa data, empezando inmediatamente con los municipios que fueron excluidos para poder probar, a través de daños preliminares, que esa determinación se tiene que enmendar para incluir esos municipios que incorrectamente, en nuestra percepción, fueron excluidos”, acotó.

En la conferencia de prensa, el portavoz de FEMA exhortó a la ciudadanía que viva en los municipios incluidos a iniciar el proceso de solicitud de asistencia llamando al 1-800-621-3362. Agregó que personal de la agencia federal saldrá a la calle a identificar necesidades.

El gobernador Pierluisi expresó en las redes sociales que luego se podrán añadir otros municipios que no están incluidos en la declaración de emergencia. De hecho, en la lista no figuran pueblos que recibieron grandes daños como Cabo Rojo –por donde impactó directamente el ojo del huracán–, Guánica y Lajas.

“Los municipios que no hayan sido incluidos pueden ser añadidos según FEMA continúa evaluando los daños”, tuiteó el mandatario esta mañana.

La directora ejecutiva de Ayuda Legal, Adriana Godreau Aubert, solicitó hoy a la administradora de FEMA, Deanne Criswell, quien está en Puerto Rico, que se incluyan los municipios del suroeste y Loíza, que también fueron afectados y han sido excluidos de la declaración de asistencia para individuos.

Junto a otros 11 de sus colegas, la senadora demócrata Elizabeth Warren solicitó ayer al presidente Biden que el gobierno federal financie el 100% del costo de hacer reparaciones de emergencia a estructuras públicas dañadas por el huracán Fiona, como parte de la decisión de declarar a Puerto Rico zona de desastre.

“Puerto Rico ya enfrentaba una situación financiera extremadamente desafiante antes”, advirtió Warren, al recordar el huracán María, cuyo quinto aniversario se conmemora esta semana.

Warren adelantó a El Nuevo Día una carta que envió al presidente Biden, la cual suscribieron otros 11 senadores demócratas: Charles Schumer (Nueva York), el portavoz adjunto, Richard Durbin (Illinois), Robert Menéndez (Nueva Jersey), Kirsten Gillibrand (Nueva York), Richard Blumenthal (Connecticut), Edward Markey (Massachusetts), Corey Booker (Nueva Jersey), Bernie Sanders (Vermont), Patty Murray (Washington), Jeff Merkey (Oregón) y Chris Murphy (Connecticut).

“Nos preocupa que Puerto Rico tenga dificultades para cubrir el 25% de la aportación local, lo que podría retrasar el acceso a la asistencia federal para retirar escombros y hacer reparaciones de emergencia a infraestructuras y equipamientos públicos”, indicaron los senadores, al acentuar que el presidente Biden tiene autoridad de ley para tomar esa decisión.

Por otro lado, el Departamento de Salud de Estados Unidos, en seguimiento a las decisiones del presidente Biden, declaró una emergencia de salud pública, “otorgando a los beneficiarios de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid y a sus proveedores de atención médica una mayor flexibilidad para satisfacer las necesidades de salud de emergencia”. También envió un equipo de emergencia a la Isla que incluye personal de asistencia médica.

Por su parte, el Servicio de Alimentos y Nutrición del Departamento de Agricultura federal aprobó una exención que permite al Departamento de la Familia de Puerto Rico autorizar la compra de alimentos calientes –durante una semana– para los beneficiarios del Programa de Asistencia Nutricional (PAN).

💬Ver comentarios