Cuando cae la noche, hay un rincón de Fajardo que brilla y asombra. Es uno de los cinco espacios bioluminiscentes que existen en el mundo y se reconoce en la Isla como la Bahía de Laguna Grande, la cual forma parte de la Reserva Natural de las Cabezas de San Juan.

Esa bioluminiscencia es el resultado de un delicado ecosistema donde habitan los dinoflagelados (pyrodinium bahamense) unos microorganismos unicelulares que tienen una reacción de defensa natural cuando son agitados, lo que provoca como respuesta la liberación de energía en forma de luz.

“Ellos (dinoflagelados) siempre están en un esquema de color verde, dependiendo de la temporada del año. Si es invierno, que para nosotros lo que significa es que llueve demasiado y hay menos luz solar, ahí la intensidad de ellos baja y puede ser más blancuzco el brillo o un poquito amarillo claro. Ahora, si estamos en verano donde hay mucho más calor, mucha luz solar, los esquemas siguen subiendo y puede ser un amarillo neón o verde. El brillo puede llegar a ser azul, pero para ese color tiene que ser algo perfecto; es decir, un perfecto estado de la luna, de la temperatura y de luz solar. Para que se vea azul o turquesa, tiene que darse un estado perfecto del ecosistema”, expresó Emely Maldonado, guía turística que labora junto al equipo de Peniel Access Tour.

Cada recorrido, que dura hasta dos horas y se hace en kayak, puede brindar experiencias diferentes, ya que el medio ambiente varía su escenario y la apreciación de la bioluminiscencia depende de múltiples factores.

“Los dinoflagelados son microorganismos bien frágiles, el clima, las fases de la luna, la temperatura baja, la falta de luz solar, si llueve mucho, les afecta. También el sargazo excesivo afecta el ecosistema, ya que afecta el nivel de oxígeno en el agua”, indicó Maldonado, quien tiene 10 años de experiencia en la bahía de Fajardo y ha presenciado grandes eventos de acumulación de sargazo en la zona.

Somos Fajardo
Somos Fajardo (El Nuevo Día)

Además de disfrutar de la bioluminiscencia, la experiencia de recorrer los canales de manglares de la Reserva de las Cabezas de San Juan es extraordinaria. Para disfrutar más de ese aspecto, es recomendable realizar el primer recorrido de la tarde, que puede ser entre 6:30 p.m. (verano) y 5:30 p.m. el resto del año. Así se puede apreciar el ecosistema con sus diversos tipos de mangles.

“Está el mangle blanco, el mangle de botón, el mangle negro, pero el más importante es el mangle rojo porque le provee los nutrientes a los organismos, como vitamina B12, para que puedan brillar y recargarse con la luz solar”, explicó la experta.

La aventura en kayak puede incluir la apreciación de diversas especies de peces pequeños, aves y, en un día con suerte, pueden verse hasta delfines en la bahía.

“Lo más que vamos a encontrar son iguanas, yaboas, martinetes, camarones, cangrejos, sábalo, colirrubia, tamboriles. Es un estuario, no se puede pescar ni nadar, vamos a conseguir son peces pequeños. En el área de la bahía pesquera se pueden apreciar delfines, no es muy común, pero sucede”, dijo la guía turística.

Experiencia para personas con discapacidades

Adaptar los elementos del recorrido para que la población con discapacidad disfrute de esta experiencia, fue uno de los objetivos que se propuso el grupo de guías turísticos de Peniel Access Eco Tour.

“Hay personas que no pueden caminar, pero tienen sus brazos y torso fuerte y pueden remar, pueden hacer esta actividad física”, destacó Maldonado.

Para lograr la meta, la empresa adquirió sillas especiales, entre otros elementos. “Pueden disfrutar del tour porque tenemos equipos para facilitarle la experiencia. Si lo que necesita es una silla especial para mantenerse más derecho, la tenemos. Para personas sordomudas usamos el método de semáforo y ‘glowsticks’. Siempre preguntamos qué necesitan las personas para que tengan esa experiencia bonita y segura. Les damos acomodo y los ayudamos”, resaltó Maldonado.

Puerto Rico cuenta con otros dos espacios bioluminiscentes: Bahía Mosquito, en Vieques y en la Parguera, en Lajas.

Para reservaciones, pueden entrar a accesstourpr.com o llamar al 787-421-1800 o al 787-463-1940.

Conoce más historias de nuestros pueblos en Somos Puerto Rico.

💬Ver comentarios