Jerry Krause en una foto de 1995 como gerente general de los Bulls. (The Associated Press)

Uno de los grandes protagonistas del documental “The Last Dance” es el fenecido gerente general de los Bulls de Chicago, Jerry Krause.

A través de la serie de diez episodios, que concluyó el pasado domingo en transmisión por ESPN, Krause es presentado como un gerencial que tuvo sus roces con las grandes figuras de esa dinastía de los Bulls que ganó seis títulos en ocho años durante la década de 1990.

De hecho, en el capítulo final, Michael Jordan arremete contra la gerencia de los Bulls al no intentar mantener junto el núcleo de la plantilla tras el campeonato de 1998 ante el Jazz de Utah, que fue el tercero corrido de ese título.

Tras esa temporada, el dirigente Phil Jackson se tomó una breve sabática, Scottie Pippen fue cambiado a los Rockets de Houston, Dennis Rodman fue dejado en libertad y Jordan se acogió al retiro.

En el documental, Jordan expresó que seguramente todo el núcleo hubiera regresado si se le hubiera ofrecido un año de contrato adicional, lo que no ocurrió.

Krause murió en el 2017 a sus 77 años, por lo que no fue entrevistado para el documental. Sin embargo, diez años antes, había comenzado a escribir sus memorias. El libro nunca fue publicado, pero el texto fue compartido por su familia con el periodista K.C. Johnson, de NBC Sports Chicago.

La familia de Krause está en proceso de terminar el escrito del libro, para más adelante publicarlo.

Entonces, ¿cuál es la versión de Krause sobre el rompimiento de los Bulls? Afortunadamente, Krause había ya escrito esa parte de sus memorias.

Según Krause, a principios de julio 1998 -tras ganar el sexto título-, la gerencia del equipo se reunió con los médicos y entrenadores para evaluar el estado físico de los jugadores y tomar decisiones sobre los contratos. La reunión se celebró conociendo que Jackson no volvería como dirigente.

A continuación, las palabras de Krause:

La primera pregunta que hice fue cuánto creían que podíamos sacar de Luc Longley, un futuro agente libre que habíamos tenido que descansar periódicamente en los últimos años debido a unos tobillos inestables. Los médicos pensaron que se derrumbaría rápidamente.

Siguiente pregunta: ¿Rodman? A todos en la reunión le preocupaba que las andanzas fuera de la cancha de Dennis lo estaban afectando, que estaba jugando con gases al final de la temporada.

OKAY. Sin centro, sin delantero fuerte y muy poca flexibilidad económica para firmar a alguien de cualquier calidad para reemplazarlos. ¿Quién defiende en el medio si Jordan y Pippen vuelven? ¿Quién rebota?

Vamos a Pippen. Ha tenido dos cirugías importantes en dos años, una de ellas a fines del verano para desafiar a propósito nuestras instrucciones de hacerlo antes y no perder el tiempo de la temporada regular. Él quiere que se le pague dólares de superestrella. ¿Vale la pena el riesgo, especialmente si no podemos encontrar un centro y un delantero fuerte, y él y Michael tienen que cargar un nuevo entrenador? Lo dudo seriamente.

¿Puede Michael continuar su grandeza sin un centro, un delantero fuerte y posiblemente Pippen? ¿Podría Bill Russell haber ganado sin grandes jugadores a su alrededor? No. Michael ha dicho públicamente que no jugará para un entrenador que no sea Phil. Phil nos ha dicho que se fue. ¿Qué hace Michael?

Los jugadores importantes de rol como Steve Kerr y Jud Buechler son agentes libres que pueden obtener más dinero de otros equipos de lo que podemos darles bajo las reglas de límite.

¿Podríamos hacer que Phil entrene sin un centro probado, un delantero fuerte, probablemente Pippen, un banco básicamente nuevo y expectativas locas de que "en Michael confiamos" y que puede ganar sin ayuda? De ninguna manera.

Ponte en nuestros zapatos mientras salimos de esa habitación. ¿Qué harías? ¿Rompimos una dinastía o era la dinastía la ruptura de la edad, el desgaste natural de los jugadores de la NBA con poco tiempo para recuperarse y las reglas de tope salarial que rigen el juego?

En sus memorias, Krause también da un vistazo a lo que sucedería con esos jugadores, lo que parece darle la razón a su toma de decisiones.

Por ejemplo, Rodman, tras ser cortado por los Bulls, solo jugó 35 partidos adicionales en la NBA entre breves estadías con los Lakers de los Ángeles y los Mavericks de Dallas.

Longley fue cambiado a los Suns de Phoenix, pero solo jugó tres temporadas adicionales en la NBA, sin poder igualar sus números con los Bulls.

Pippen fue cambiado a los Rockets, donde solo duró un año antes de moverse a los Trail Blazers de Portland. Sus números también fueron en declive.


💬Ver 0 comentarios