Eddie Casiano durante el partido ante Serbia, considerado uno de los equipos favoritos del torneo. (FIBA)

La frustración, tras un revés por 43 puntos, era evidente en cada integrante de la selección de Puerto Rico. Incluso, ninguno de los jugadores estuvo disponible para hablar en la zona mixta ante la prensa. No era el desempeño que esperaban registrar ante una de las principales potencias del mundo.

En la jornada de hoy, los boricuas fueron apabullados 90-47 por los serbios en el comienzo de la segunda ronda del Grupo J en esta Copa Mundial de FIBA, y ahora su futuro para mantenerse con vida en esta fase del torneo estará en manos de España en su compromiso ante Italia a segunda hora.

El combinado nacional tiene marca de 2-2, mientras que Serbia mejoró a 4-0 y colocó un pie en los cuartos de final. Si España vence a los italianos, clasificará a los mejores ocho junto a Serbia. Pero si los españoles caen hoy y el domingo, y Puerto Rico vence a Italia, se produciría un triple empate y el último boleto se definiría por ‘goal average’.

Serbia, sencillamente, fue muy superior en todos los aspectos del juego. “Nos dominaron en los cinco aspectos fundamentales del juego: estatura, fuerza, rapidez, en el conocimiento de jugar sin el balón en las manos, y en jugar con conceptos. Por tal razón, son uno de los mejores equipos del mundo”, reaccionó el dirigente Eddie Casiano a la conclusión del juego.

Puerto Rico estuvo en juego hasta el minuto 9:41 del segundo parcial, cuando un triple de Gian Clavell cerró la pizarra 23-17. Un primer halón de 10-0 de los serbios aumentó la ventaja a 16 puntos, escapándose peligrosamente para arrollar a los boricuas en la noche.

Puerto Rico anotó 26 puntos en la primera mitad y solo 21 tantos en la segunda mitad. Lanzó para un pobre 27% de campo (64-17), incluyendo un 8% (24-2) desde la línea de tres puntos. David Huertas fue el único con puntos en doble cifra con 11 tantos. Gian Clavell lanzó de 10-2 de campo, incluyendo de 6-1 detrás el arco, para siete puntos y Ángel Rodríguez de 7-0 con tres tiros libres.

La defensa frustró el ataque de los boricuas durante los 40 minutos del juego. Nunca encontraron un ritmo ofensivo ante una defensa colectiva de primer orden con jugadores de mayor estatura en todas las posiciones.

“Tratamos de mover el balón, pero cuando no lo pudimos hacer nos frustramos y jugamos uno contra uno, y sacaron provecho de eso. Cuando juegas ante un equipo que te quita tantas herramientas, te obligan a jugar a tus debilidades”, analizó Casiano.

“Competimos hasta donde pudimos. Estoy claro al nivel que estamos y que podemos llegar. Quizás, pudimos haber guerreado más, pero estaban un poco cansados mental y físicamente”, apuntó.

Serbia dominó los rebotes 48-26 y las asistencias 30-11.

Puerto Rico cerrará el domingo esta fase ante Italia. Casiano espera un mejor desempeño. “Espero que podamos recuperarnos y terminar bien”.

Por Serbia, Nemanja Bjelica fue el mejor con 18 puntos, seguido del pívot Boban Marjanovic con 16 puntos al lanzar de 8-7 de campo. La estrella Nikola Jokic hizo 14 puntos con 10 rebotes en 16:36 minutos de juego.

Los serbios continuaron exhibiendo su poderío. La victoria más cerrada al momento fue la de 15 puntos ante Italia. “Fue un juego increíble para nosotros. Ejecutamos bien y no le dimos opción a Puerto Rico de regresar a juego”, dijo el mentor de los europeos, Sasha Djordjevic.


💬Ver 0 comentarios