Gian Clavell es integrante de la Selección Nacional de baloncesto. (Archivo / [email protected])

El boricua Gian Clavell será hoy, martes, uno de los pocos atletas en el mundo que se colocará el uniforme para participar en un partido oficial de una liga profesional de baloncesto en medio de la emergencia del coronavirus COVID-19 en el planeta entero.

En Turquía, Clavell y el club Bursaspor enfrentarán hoy al líder del torneo Anadolu Efes en la continuación de la fase regular de la competencia.

Turquía es la única liga de alto nivel de baloncesto en Europa que continúa celebrando sus partidos, aunque los mismos comenzaron a celebrarse sin fanáticos en el pasado fin de semana, tras una determinación del gobierno turco hasta a finales de abril. Hasta, ayer el número de casos confirmados de coronavirus en este país había aumentado a 47.

Clavell admitió que ha sido muy complicado concentrarse en su compromiso con el club y el torneo en medio de esta crisis.

“Uno intenta poner la mente en el baloncesto, pero en este momento es muy difícil jugar así. Uno tiene que salir a practicar todos los días porque el equipo lo exige -y uno lo entiende porque estamos peleando por los playoffs- pero es muy difícil concentrarse”, contó Clavell a El Nuevo Día desde Turquía.

“Ahora mismo, mi compañera está embarazada y hace tres días llegó de España, tras una visita médica. Tengo que tomar más precauciones, limpiando la casa todo el tiempo. Obviamente, uno se asusta por lo que está pasando en el mundo. Es muy grave”, prosiguió.

Clavell dijo que hay un sinnúmero de jugadores importados que no desean continuar jugando en estos momentos. Incluso, jugadores del club Galatasaray le enviaron una comunicación a la gerencia de la liga profesional para suspender la temporada hasta nuevo aviso, tal y como ha sucedido en muchas competencias alrededor del mundo, incluyendo la NBA.

“Hay muchos importados que no quieren jugar por lo que está pasando. Nosotros somos los únicos que jugamos mañana (hoy), porque fue un partido que se pospuso por las ventanas clasificatorias (al AmeriCup 2021). Luego del juego de mañana (hoy) es posible que estén tomando una decisión. Estarán diciendo si paran el torneo o no”.

El domingo, Clavell salió al tabloncillo para enfrentar al Besiktas sin público en las gradas. Jugó 31 minutos y aportó 20 puntos al cuarto triunfo al hilo de su conjunto para ubicarse en la octavay última plaza clasificatoria a la postemporada con marca de 11-11.

¿Cómo fue la experiencia?, se le preguntó.

“Se sintió muy raro. Se sintió como si fuera una práctica. Fue complicado”, dijo el miembro del Equipo Nacional al agregar que el club ha tomado una serie de medidas para velar por la higiene del estadio y de los camerinos.

Clavell reside en la ciudad de Bursa. Es la cuarta ciudad más popular de Turquía con una población de casi dos millones de habitantes. En esta semana, Clavell dijo que comenzaron a cerrar centros nocturnos y bares como medidas preventivas. Las escuelas aún siguen abiertas, pero Clavell dijo que compañeros de equipos ya no están enviando a sus hijos a los centro de enseñanza de la ciudad. “Están tomando algunas medidas, pero todavía no han cerrado la ciudad. Nadie anda en pánico, porque la situación luce controlada, por el momento”, dijo Clavell, al indicar que mantiene comunicación diaria con su hermano, el también baloncelista Gilberto, y con su abuela que reside en la isla, al tiempo que sus padres se encuentran en Dallas.

Clavell no es el único boricua activo en Turquía. El base Gary Browne también refuerza al club Darussafaka. Clavell dijo que conversa todos los días con Browne. “Gary está en Estambul y, antes de esta situación, lo visitaba semanalmente para verlo. Ya no puedo viajar allá, pero hablamos todos los días”, concluyó.


💬Ver 0 comentarios