De izquierda a derecha, José "Piculín" Ortiz, su esposa Sylvia Ríos y Neira Ortiz en una foto del 2017. (Archivo)

Aunque su deseo era verla llegar a la isla en medio de esta emergencia mundial por el coronavirus COVID-19, el exbaloncelista José “Piculín” Ortiz se expresó tranquilo ante la situación que su atraviesa su hija, la voleibolista Neira Ortiz, luego de no poder salir de Alemania.

En la mañana del lunes, Piculín Ortiz recibió una comunicación de su hija –tras la suspensión de la liga profesional de voleibol alemana- para dejarle saber que sus gestiones para salir de este país europeo no habían rendido frutos y que había optado por permanecer allí, al menos, por dos semanas.

“Neira sigue en Alemania. Acabo de hablar con ella. Estaba esperando volver a Puerto Rico, pero decidió quedarse porque ha sido bien difícil conseguir un vuelo con conexiones que garantizaran su llegada. Así que decidió quedarse por el momento”, dijo el exjugador del Equipo Nacional a El Nuevo Día.

“Quería que llegara a Puerto Rico, pero me siento tranquilo porque ella está bien por allá. En Alemania también cerraron todo y ella está bastante segura allí. Le dije que se quedara tranquilita estas dos semanas y luego hiciera otro intento. Después que se mantenga en contacto, voy a estar tranquilo”, abundó.

Neira, de 27 años, participaba en la liga de Alemania como refuerzo con el club Vilsbiburg, junto a su compatriota Alba Hernández. Esta fue la primera experiencia de Neira en el voleibol europeo.

Hasta el momento en Alemania se han registrado más de 6,000 casos de coronavirus y un total de 14 muertes debido a esta enfermedad.

Alemania también ha tomado medidas drásticas para evitar un mayor contagio del COVID-19. Ha cerrado prácticamente la mayor parte de las fronteras terrestres con Francia, Austria, Suiza, Luxemburgo y Dinamarca, al igual que ha cerrado escuelas y eventos multitudinarios.

Era un riesgo para ella tratar de salir y luego quedarse varada en otro lugar. Esto que estamos viviendo es algo muy serio en todo el mundo”, dijo Piculín Ortiz al indicar que la Federación Puertorriqueña de Voleibol estuvo en contacto con su hija para ayudarla a salir de Alemania.

A su vez, Piculín Ortiz es uno de los comerciantes del país que se verá afectado económicamente ante las medidas tomadas por el gobierno por el avance del coronavirus. El excanastero del BSN es propietario de una pizzería en Lajas. “Estas medidas se tomaron por el bien del país. Lo más importante es la salud del pueblo”, dijo.


💬Ver 0 comentarios