Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El pasado 14 de marzo, los Leones se negaron a salir a jugar en San Germán, tras la suspensión de Carlos Arroyo. En la foto, el apoderado de Ponce, Jerry Misla. (Suministrada)

La gerencia de los Leones de Ponce cumplió con un pago $15,000 a la franquicia de los Atléticos de San Germán ante las pérdidas económicas registradas en el partido confiscado el pasado 14 de marzo en el coliseo Arquelio Torres Ramírez, supo El Nuevo Día.


💬Ver 0 comentarios