Chris Paul fue el líder de un joven elenco que llevó a los Suns de Phoenix de vuelta a la postemporada tras una sequía de 11 años.
Chris Paul fue el líder de un joven elenco que llevó a los Suns de Phoenix de vuelta a la postemporada tras una sequía de 11 años. (Ross D. Franklin)

Phoenix — En su 16ta temporada, Chris Paul corrió el riesgo y decidió que unos jóvenes Suns de Phoenix eran el equipo ideal para buscar su primer campeonato de la NBA.

Para sorpresa de casi todo el mundo fuera del vestuario, casi le funciona.

Ahora la pregunta inmediata para los Suns es: ¿volverá Paul para intentarlo de nuevo?

“No me voy a retirar si eso es lo que preguntan”, comentó Paul. “Eso queda descartado, entonces regresaremos a trabajar”.

La herida estaba abierta todavía en los Suns, después de que los Bucks de Milwaukee ganaron su primer campeonato en 50 años, al superar el martes a Phoenix por 105-98 para llevarse las Finales en seis partidos. Los Suns ganaron los primeros dos duelos de la serie y perdieron los restantes cuatro.

La franquicia nunca ha ganado un título. Perdió las Finales en 1976, 1993 y 2021.

Pero en retrospectiva, fue una temporada notable para los Suns, uno de los peores equipos en años recientes.

Los Suns no sólo alcanzaron los playoffs por primera vez en 11 años, sino que llegaron hasta las Finales. Devin Booker, Deandre Ayton y Mikal Bridges se convirtieron en un formidable núcleo alrededor de Paul, quien a sus 36 años jugó como si fuera una década más joven.

Posiblemente Phoenix conservará a buena parte de su nómina para la próxima temporada. Una de las pocas interrogantes se refiere a Paul, quien puede rescindir su contrato para 2021-22 y volverse agente libre.

Por ahora, suena como alguien que desea regresar con los Suns. El martes se sacudió las preguntas sobre su futuro diciendo: “todo lo demás se resolverá por si solo”.

“Todos en el vestuario saben que tuvimos todo, pero no fue suficiente”, admitió Paul. “Entonces debemos resolverlo. Creo que para mí, me veo y me doy cuenta de en qué tengo que mejorar, qué más pude hacer. Y quiero asegurarme de regresar la próxima temporada listo para hacerlo de nuevo”.

Pero no hay nada seguro. El lado del negocio, implícito en el deporte, podría interferir con los Suns, quien necesita tomar decisiones a largo plazo. Ayton y Bridges inician el último año de sus contratos de novatos. El suplente Cameron Payne será agente libre.

Además está el hecho de que Paul cumplirá 37 años. La lista armadores en la NBA que siguen jugando a esa edad —y jugando bien— es corta. La oportunidad de un campeonato para Booker, Ayton y Bridges aún está comenzando, pero no para Paul.

💬Ver comentarios